Inteligencia emocional: ¿cómo afecta a los empleados?

Publicado el 5 de Febrero 2019 a las 1:08 PM

Esta cualidad en el desenvolvimiento con los demás, llevada al ámbito laboral, permite tomar decisiones comerciales acertadas bajo presión. Además, mejora notablemente las relaciones interpersonales.

1500x844_inteligencia_emocional_empleados.jpg

Diferentes pronósticos afirman que la inteligencia emocional (IE) irá ganando más importancia en el ámbito empresarial. Por ejemplo, el Foro Económico Mundial señaló que la IE será una de las diez habilidades laborales más buscadas en 2020. Asimismo, un estudio de Career Builder, que involucró a más de 2600 gerentes de contratación, reveló que el 71% valora más la IE que un alto coeficiente intelectual.

La inteligencia emocional ha sido reconocida por su correlación con el éxito en el trabajo y la vida personal, la motivación y el bienestar general. En los negocios, las personas con alta IE se han vuelto deseables para los empleadores debido a las diversas ventajas que disfrutan. Un trabajador capaz de comprender y gestionar sus emociones y las de los demás contribuirá enormemente con el negocio desde varios aspectos, entre los cuales están:

  • Control de emociones. Tiene más probabilidades de mantener la calma bajo presión, mayor tolerancia a la frustración y puede mantener discusiones reflexivas sobre temas complicados.
  • Mejor capacidad resolutiva. Puede tomar decisiones comerciales más serias y acertadas. Además, sabe cómo resolver conflictos internos o negociaciones de forma efectiva.
  • Habilidades interpersonales. Construye fácilmente la confianza y el respeto con los demás. Es bueno para administrar relaciones y construir redes, y evita las luchas de poder y el engaño. Esto contribuye a crear vínculos profundos y amistades genuinas y no competitivas.
  • Mayor autorregulación. Puede realizar una adecuada gestión de sus emociones, lo que le servirá para evitar reacciones negativas dentro del trabajo.
  • Autoconciencia. Reconoce y comprende sus propias fortalezas y debilidades, sus emociones y estados de ánimo, y los efectos que estos tienen en otras personas. Una persona autoconsciente no se ofende fácilmente con la crítica, sino que aprende y se adapta.
  • Motivación interna. Las personas con alta IA se motivan a sí mismas, persiguen objetivos personales por razones de autodesarrollo y gratificación personal, en lugar de dinero, títulos, elogios externos o estima.

Un empleado con una buena inteligencia emocional no tendrá inconvenientes para realizar sus funciones bajo presión ni se dejará gobernar por sus sentimientos en los momentos difíciles. Además, esta habilidad, al ser sumamente valorada por los jefes, incrementa las probabilidades de lograr un ascenso laboral.

Por estos motivos, la inteligencia emocional es una habilidad que debe ser fomentada constantemente por los altos cargos de una empresa. Al hacerlo, estarán asegurando un elevado nivel de satisfacción laboral entre sus trabajadores, lo que representa mayores cuotas de productividad y un personal motivado.

Si quieres saber más sobre este tema, participa en el curso Dinámica oculta de las organizaciones del PEE en ESAN.

También puedes leer:

Fuentes:

World Economic Forum. "The 10 skills you need to thrive in the Fourth Industrial Revolution".

OBS Business School. "El valor de la inteligencia emocional en el trabajo en 5 claves".

Career Builder. "Seventy-One Percent of Employers Say They Value Emotional Intelligence over IQ, According to CareerBuilder Survey".

Forbes. "Emotional Intelligence In Business And Leadership".