VAN y TIR: ¿para qué sirven y cuándo usarlos?

Publicado el 1 de Agosto 2019 a las 10:29 AM

Los inversionistas son los más interesados en saber si un proyecto será rentable o no. De lo contrario, no podrían establecer un presupuesto. Es por ello que se utiliza el VAR y la TIR para calcular el futuro financiero.

1500x844_van_tir.jpg

Tanto el VAN como la TIR son dos herramientas financieras muy utilizadas por los profesionales. Brindan la opción de analizar la rentabilidad de un proyecto de inversión. El valor actual neto (VAN) es la diferencia entre el dinero que ingresa a una empresa y el monto que se invierte en un mismo proyecto; su objetivo es conocer si este proyecto da realmente beneficios. Por otro lado, la tasa interna de retorno (TIR) es la tasa de descuento de un proyecto que se analiza para considerarlo como apto.

Son los indicadores más utilizados para evaluar inversiones. Para calcular ambos, se considera el flujo de fondos estimados para el proyecto en terminado tiempo (meses o años). El cálculo dependerá de la tasa de descuento; es decir, un valor financiero aplicado para determinar el valor actual de un pago en el futuro.

Utilización del VAN

Muchas empresas lo emplean cuando desean homogeneizar los flujos de caja netos en la actualidad. El VAN es capaz de reducir hasta una sola unidad los montos de dinero generados o que se aportan con el paso del tiempo. Asimismo, introduce signos positivos y negativos en los cálculos de los flujos relacionados con ingresos y egresos de efectivo sin que el resultado sea cambiado.

Para utilizarlo, se aplica la fórmula VAN = BNA - Inversión. El BNA es el beneficio neto actualizado o el flujo de caja de la compañía y para conocerlo es necesario tomar en cuenta la tasa de descuento (TD). Si esta última resulta mayor que el BNA, se obtiene un VAN negativo. De lo contrario, significa que se ha conseguido una ganancia. Si el BNA y la TD son iguales, el VAN es igual a cero.

Utilización de la TIR

Las organizaciones la emplean cuando manejan dos datos: el flujo de caja neto proyectado y el tamaño de la inversión del proyecto. La fórmula para calcularla es la misma, pero reemplazando el nivel de VAN por 0, para que genere la tasa de descuento, y el BNA por su valor proyectado. Si el resultado indica que la TD es muy alta, entonces el proyecto no es rentable; de lo contrario, sí hay rentabilidad.

La TIR es confiable cuando se busca averiguar si un proyecto en específico es rentable o no, pero no cuando se compara la rentabilidad de dos tipos diferentes. Esto se debe a que no considera la posible variación entre las dimensiones de ambos.

De esta manera, los dos indicadores informan si un proyecto es factible de realizar. Los inversionistas son los principales interesados en los resultados de ambas pruebas, pues de ello depende el presupuesto que se necesite y las expectativas financieras que obtengan. Es un aspecto que todo profesional en este rubro debe considerar.

Si quieres saber más sobre este tema, participa del PADE Internacional en Finanzas Corporativas de ESAN.

Fuentes:

Universidad Católica de Chile. "Cómo calcular el Valor Presente (VP) o Valor Actual Neto (VAN)".

Rankia. "Tasa Interna de Retorno (TIR): definición, cálculo y ejemplos".

MBS Consulting. "¿Qué tan útil es el VAN para la toma de decisiones?".

Hablemos de empresas. "Por qué debemos conocer el VAN y su fórmula".