Clasificación y características de los contratos bancarios

Publicado el 2 de Junio 2020 a las 4:24 PM

Este tipo de acuerdos legales siempre requiere la participación de la entidad bancaria y el cliente.

1500x844_imagen2.jpg

Un contrato bancario es un acuerdo donde participa una entidad bancaria con alguno de sus clientes, este puede ser una persona natural o jurídica. Este documento incluye los detalles de la operación o relación establecida entre ambas partes y un registro de los derechos y obligaciones de cada una.

Principales características

  • Es un documento completamente legal.
  • Guían las operaciones del banco dentro de sus actividades de intermediación financiera.
  • No son exclusivos de los bancos. Otras empresas que estén incluidas en el término "entidades financieras" pueden implementarlos. Por ejemplo, las cajas de ahorro o las cooperativas de crédito.
  • Son documentos bilaterales y consensuados, es decir, siempre se toma en consideración a ambas partes.
  • Pueden ser temporales, como un préstamo, o de duración indeterminada, como en el caso de la apertura de una cuenta de ahorro.

¿Cómo se clasifican los contratos bancarios?

De acuerdo a Carlos Fernández Gates, profesor del Diploma de Derecho Corporativo Regiones de ESAN, algunos de los contratos bancarios se pueden clasificar de la siguiente manera: 

1. Contratos bancarios de operaciones pasivas

Este tipo de acuerdos son comunes. Incluyen los depósitos en cuenta corriente, depósitos a término, depósitos de ahorro, entre otros. El profesor Fernández explica que "estos contratos se rigen por normas de la SBS y permiten a las entidades recibir fondos".

2. Contratos bancarios de operaciones activas

Los contratos de operaciones activas son acuerdos donde la institución capta recursos, como los préstamos de dinero mutuo, apertura de crédito, entre otros.

3. Contratos bancarios de transacciones neutras

Estos se dan cuando la entidad bancaria no es deudora ni acreedora, es decir, que el banco no brinda el financiamiento a su contraparte. Solo se llevan a cabo operaciones instrumentales.

4. Carta fianza

Este contrato garantiza el cumplimiento de un pago. La entidad se hace responsable de la deuda si el deudor no puede cancelarla.

"Las cartas fianzas permiten a los usuarios asegurar o garantizar un pago, sea para la postulación en licitaciones o para cobro inmediato en caso de incumplimiento de obligaciones. La ventaja de este mecanismo es que el acreedor puede ejecutar el cobro de forma segura y el deudor puede valerse de distintos medios para garantizar el pago con el banco", agregó Fernández.

¿Cuáles son sus elementos?

  • Elementos personales, que incluyen a las partes que intervienen en este proceso, es decir, a la entidad de crédito y al cliente.
  • El objeto, que hace referencia al dinero, préstamo o beneficio que se obtiene en acuerdo.
  • La forma en la que se presenta. El carácter general de todos es que deben ser válidos, legales y formales. Sin embargo, algunos solo necesitan presentarse de forma escrita mientras que otros requieren, además, la realización en documento público e inscripción registral del mismo.  

Si quieres saber más sobre los contratos bancarios, ESAN te invita a su Diploma de Derecho Corporativo Regiones de ESAN.

Fuentes:

Contrato Bancario

Contratos bancarios modernos (pdf) 

Contratos bancarios y sus características