Prototipos: Una opción interesante para validar productos, servicios o ideas de negocio

Prototipos: Una opción interesante para validar productos, servicios o ideas de negocio

Los prototipos permiten testear si alguna idea que se nos ocurre puede tener aceptación en el mercado o está condenada a fracasar. Existen varios tipos de prototipos que podemos emplear, según lo que se pretenda testear.

Por: Jessica Alzamora Ruiz el 07 Abril 2022

Compartir en: FACEBOOK LINKEDIN TWITTER WHATSAPP

Muchas veces, como consecuencia de nuestra experiencia laboral o personal, así como de nuestro conocimiento del entorno o por pura intuición, nos surgen ideas de nuevos productos o servicios que creemos que podrían ser exitosos. Sin embargo, no nos animamos a compartirlas ni mucho menos implementarlas por miedo a fracasar y tener que asumir los costos financieros (inversión en el desarrollo o lanzamiento) y laborales (percepción negativa sobre capacidades o competencias, y críticas del entorno laboral cercano) que ese error traería consigo.

Los prototipos constituyen una alternativa interesante para ayudarnos a enfrentar esta situación. Además, nos animan a dar rienda suelta a nuestra creatividad y llegar a convertirla en una posible innovación para alcanzar un rol más proactivo en la organización. A continuación, conoceremos más sobre ellos y su aplicación para validar nuevas ideas de productos o servicios.

¿Qué es un prototipo?

Es la representación preliminar de un producto o servicio que incorpora características mínimas, a fin de validar la idea con potenciales consumidores y obtener retroalimentación para un desarrollo futuro. Esta validación puede darse a nivel funcional o de deseabilidad. La validación funcional permite recabar sugerencias de mejora en términos de diseño, experiencia o viabilidad de implementación. La validación en términos de deseabilidad ayuda a comprobar el interés de los usuarios en la propuesta.

Tipos de prototipo

Existen muchos tipos de prototipos que pueden crearse para hacer más tangible la nueva idea de producto o servicio. Entre los más conocidos se encuentran:

  • Sketching. Son dibujos que muestran representaciones gráficas de un producto (por ejemplo, un casco que mide y reporta indicadores de presión y saturación de oxígeno en personal expuesto a trabajos de riesgo) o flujos de interacción del cliente con el servicio (por ejemplo, el proceso de atención en una app de venta de ropa online).

  • Mockups. Son bocetos o diseños digitales de pantallas que muestran webs o aplicaciones. Estos prototipos simulan la navegación del usuario y, por lo tanto, incluyen transiciones, botones e imágenes, entre otros objetos para hacer lo más real posible la idea.

  • Storyboard. Son ilustraciones que cuentan una historia para ejemplificar un proceso. Por ejemplo, puede representar la absolución de quejas de alumnos.

La elección de alguno de estos prototipos dependerá de varias consideraciones que respondan a algunas preguntas: ¿qué se busca prototipar?, ¿cuál es el público objetivo al que se dirige la idea?, ¿qué facilidades existen para mostrar las características y los atributos del producto o servicio que se busca validar? o ¿cómo promover una interacción propuesta-consumidor cómoda y fluida?

¿Cómo construir buenos prototipos?

Si has llegado a este punto y estás interesado en aventurarte a elaborar un prototipo para plasmar alguna idea que tengas en mente, es importante que tomes en cuenta las siguientes recomendaciones para el antes y el después del proceso de construcción.

Para el antes:

  • Investiga a quién has definido como consumidor o cliente potencial de tu idea, para asegurarte de que conoces sus problemas y tu solución los reduce o elimina. Herramientas como el mapa de empatía y el modelo de negocio pueden ser empleados en esta etapa.

  • Diseña el prototipo antes de construirlo. Esto implica plasmar en papel las características que tendrá tu propuesta con el mayor detalle posible.

  • Define la forma en que medirás el éxito o fracaso de tu propuesta.

Establecer estas métricas te ayudarán a tomar decisiones más objetivas luego de revisar los resultados de la validación. Una vez que se tiene el prototipo desarrollado, hay que salir a validarlo en un contexto real. Este proceso requiere una reflexión y construcción previa de la estrategia.

Primero, hay que identificar y seleccionar a los llamados early adopters, es decir, clientes potenciales caracterizados por su hambre voraz de novedad. Conseguirlos no es tan fácil, pero el esfuerzo vale la pena, porque sus opiniones son muy valiosas para ganar aceptación en el mercado.

El siguiente paso es elaborar una guía de entrevista que permita sacar el máximo provecho a la validación. Esta guía no solo debe incluir preguntas base, sino también una serie de repreguntas que te ayudarán a seguir descubriendo insigths y volverlos tangibles en mejoras.

Al final, es importante tener en cuenta que el prototipo pasará por varias interacciones con los consumidores potenciales. Ello permitirá mejorar sus probabilidades de éxito al momento de su lanzamiento o demostrará, de una manera rápida y con mínimas pérdidas financieras, que no vale la pena seguir adelante con la idea. ¿Has empleado prototipos en tu negocio? Cuéntanos tu experiencia.

* Jessica Alzamora es docente de los programas en Administración de ESAN

Si quieres aprender más, participa en los Programas en Administración que ESAN tiene para ti.

Conseguir early adopters para que prueben el prototipo no es fácil, pero el esfuerzo vale la pena, porque sus opiniones son muy valiosas para ganar la aceptación del posible producto o servicio en el mercado.

Jessica Alzamora Ruiz

PhD. en negocios por la Universidad de Granada (España). MBA Universidad ESAN (Perú) con especialización en Finanzas. Economista de profesión. Cuenta con experiencia en gestión de unidades de negocio y desarrollo e implementación de proyectos. Se ha desempeñado como consultora en diagnóstico empresarial, desarrollo de planes de negocios, planes estratégicos, planes de marketing y gestión de proyectos ágiles. Ha sido docente en temas de emprendimiento, innovación, metodologías ágiles, gestión del cambio y planeamiento estratégico. Es coordinadora e investigadora del equipo GEM Perú. Sus intereses de investigación se enfocan en los ámbitos de emprendimiento, innovación, pymes y comportamiento del consumidor social. Ha publicado diversos artículos académicos en Journals internacionales de reconocido prestigio. Actualmente se desempeña como profesora del área académica de Administración en ESAN Graduate School of Business.

Otros artículos del autor

Transformación ágil de la organización: ¿Por dónde empezar?

13 Mayo 2022

Si estas interesado en lograr una transformación ágil en tu empresa lo primero que debes hacer es establecer de manera clara cuál es el punto de partida, es decir el contexto bajo el cuál inicias el cambio.

  • Actualidad
  • Administración

Sesgos cognitivos: Una amenaza para el desarrollo de cambios, transformaciones o innovaciones

18 Abril 2022

Los sesgos cognitivos distorsionan la imagen de uno o varios colaboradores ante el resto del equipo y dificultan los procesos de cambio e innovación en la organización. Aprendamos a detectarlos a tiempo.

  • Actualidad
  • Administración

Experimentos: Una propuesta ágil para desarrollar iniciativas de innovación y cambio

25 Marzo 2022

¿Es posible desarrollar iniciativas de innovación o cambio de manera rápida, asumiendo riesgos mínimos y gastando pocos recursos? La respuesta es sí y el enfoque ágil propone una alternativa interesante: trabajar con experimentos.

  • Actualidad
  • Administración