Comunicación Corporativa: una necesidad

user-pic

Lo dijo Aristóteles y no ha perdido vigencia: "Lo único constante es el cambio". Las organizaciones que no tienen presente esta premisa son las primeras en sucumbir a la competencia, al entorno, pero sobre todo al mercado; es decir, a sus públicos.

Las empresas no pueden quedarse relegadas de la versátil visión del mundo; los cambios son constantes y su intensidad aumenta en la medida que la tecnología avanza. Dentro de este marco, la comunicación está adquiriendo (en algunos países con más fuerza que en otros) una importancia estratégica para alcanzar las metas empresariales. 

La comunicación es una herramienta vital de la gestión empresarial y no debe verse nunca como una actividad aislada, ocasional y mucho menos ser menospreciada como lo fue para tantas empresas en el "lejano" siglo XX.

Sin embargo, para que la comunicación sea realmente efectiva estamos hablando de la aplicación profesional, de conocimientos especializados y sobre todo de una amplitud de criterio para aprehender y aprender experiencias que puedan utilizarse en beneficio propio. 

En otras palabras, no nos referimos a la mal concebida idea de "tener un periodista" en la empresa; sino a la utilización de los procesos comunicacionales como un instrumento gerencial.

El papel del DIRCOM

El profesional encargado de concebir, planificar, dirigir las estrategias y controlar los resultados de las acciones comunicacionales tiene un nombre muy particular. No es uno nuevo o inventado, pues tiene casi tres décadas de existencia; pero en los últimos años viene incursionando con fuerza en Latinoamérica: nos referimos al DIRCOM, o Director de Comunicación.

Estamos frente a un profesional cuya preparación tiene elementos obviamente de comunicación, pero también de recursos humanos, de administración de empresas, de economía, de sicología, de administración de personal y sobre todo de uso de nuevas tecnologías (las cuales cada vez dejan de ser nuevas más rápidamente). 

El DIRCOM es un profesional que cumple un papel de articulación clave en la organización y no es un funcionario más; de hecho, forma parte del staff y se encuentra al mismo nivel que otras vicepresidencias por la importancia de su labor.

Situación en el Perú

La Comunicación Corporativa no es una moda o una práctica en boga, es una rama especializada de la comunicación que se utiliza en las organizaciones. El apellido "Corporativa" no implica exclusivamente que está circunscrita a las corporaciones, o empresas, sino que debe entenderse como "cuerpo"; es decir, que incluye a todo tipo de estructura con objetivos particulares claramente definidos, sean estos comerciales, sin fines de lucro, académicos, políticos, gubernamentales o inclusive personales.

En el Perú es evidente la necesidad de las organizaciones de trabajar con criterios profesionales de Comunicación Corporativa, los cuales implican la gerencia efectiva de la comunicación externa e interna para generar valores tanto tangibles como intangibles.

En el corto plazo, y dadas las favorables perspectivas de desarrollo del país, quien no utilice y gerencie la comunicación se deberá conformar con ver surgir a su competidor. El problema existe, pero la solución también.

¿Qué tan efectiva viene resultando la comunicación corporativa dentro de su organización? ¿Qué ventajas le ha generado su implementación? ¿Cómo evalúa el papel del DIRCOM?



Esta entrada contiene un artículo de:
Miguel Antezana Corrieri
Economista, con maestrías en Dirección y Gestión Financiera, y en Administración de Empresas - MBA. Académico de pregrado y postgrado en ESAN. Asesor y consultor de empresas en temas comunicacionales y organizacionales. Articulista en medios impresos y electrónicos en Latinoamérica; y director del Grupo DIRCOM.
Profesor del Diplomado Internacional en Comunicación Corporativa de ESAN
Auspicios