Cómo optimizar la promoción del Perú en el exterior

user-pic

Los consejeros económicos y comerciales del Perú constituyen la inteligencia comercial del país. Con un total de diecinueve alrededor del mundo, ellos se encargan de identificar oportunidades para nuestros productos exportables, especialmente a favor de las PYMES.

Esta inteligencia comercial es una de las formas de ingresar a los mercados internacionales y requiere de un conocimiento profundo del mercado en cuestión que sólo lo puede tener el que tenga presencia en él. Desde mi cargo de presidente de la Cámara de Comercio Peruano China (CAPECHI), he notado que, luego de implementado el TLC con China, la labor de los dos únicos consejeros económicos y comerciales en China, no sólo no se ha visto intensificada, sino que ha disminuido. 

Hoy sólo tenemos uno y con serias limitaciones presupuestales, dejando a los exportadores, grandes y pequeños, sin información y sin apoyo para el mejor aprovechamiento de este estratégico acuerdo comercial. A través de los medios hemos podido enterarnos que desde la Presidencia del Consejo de Ministros, hasta el Mincetur y la Cancillería, se están disputando el liderazgo bajo el cuál deben estar supeditados estos consejeros. 

Unos argumentan las ventajas de que dependan de la Cancillería, como actualmente sucede, con lamentables resultados, pues a la falta de recursos para cumplir sus funciones, adicionalmente están bajo el mandato de un embajador o cónsul, quienes pueden estar muy bien preparados para la diplomacia, pero no para los vericuetos comerciales. Otros opinan que si el Mincetur cuenta con una institución como Promperú, encargada de la promoción de las exportaciones, el turismo y la imagen del Perú, bien pueden los consejeros estar adheridos y adscritos a esta última.

En mi opinión, ni una ni otra posición va al fondo del problema. Antes de decidir la ubicación óptima de estos consejeros, se requiere crear una agencia autónoma que técnica y profesionalmente dirija la promoción de las exportaciones, turismo, imagen y atracción de las inversiones extranjeras, con una visión integral producto de un Plan Estratégico de largo plazo que perdure a través del tránsito de ministros, viceministros y otros funcionarios que hoy, a pesar de la Ley Orgánica de Promperú, intervienen para torcer las rutas marcadas o beneficiarse de su presupuesto. ¿Qué gestión o presupuesto por resultados aguanta esta actitud de los entes políticos?

El segundo aspecto a tener en cuenta es que esta institución autónoma, integral y con visión de largo plazo, debe contar con un presidente o director ejecutivo que se responsabilice de los resultados y que defienda, hasta con los dientes, que su Plan Estratégico no lo dejen de lado los políticos de turno o caiga en el olvido. En todos los países del mundo, las entidades promotoras, ya sea en forma agregada, cubriendo todos los aspectos a los que he aludido, exportaciones, turismo, imagen e inversiones, como el caso de Proexport de Colombia; ya sea en dos instituciones como ProMéxico o, en cuatro, como Chile; tienen un presidente o director ejecutivo. 

Promperú, hoy, es pasto de las directivas improvisadas como consecuencia de esa falta de liderazgo. De las agencias estudiadas, 60% trabajan exportaciones e inversión, en forma conjunta; 40%, turismo con marca país; pero el 100%, cuenta con un presidente que, al igual que en el BCR o la Sunat, hace respetar su autonomía y visión de largo plazo. Es recomendable que, tal como sucede en otros lugares del mundo, esta institución autónoma tenga un directorio, donde podrían estar representados, entre otros, la Cancillería y el Mincetur, así como gremios empresariales, con el fin de participar en la elaboración y evaluación del Plan Estratégico de este organismo. 

Sin embargo, la labor diaria debe estar bajo el mando de su presidente o director ejecutivo, sin que las improvisadas medidas políticas mellen su esencia y su presupuesto, a fin de que los consejeros económicos y comerciales cuenten con recursos que les permita cumplir con sus objetivos y quienes deben ser evaluados por resultados.

¿Qué opina usted de la propuesta del profesor Eduardo McBride?



Esta entrada contiene un artículo de:
Eduardo McBride Quiroz
Profesor del área de Mercadeo. Master of Education, University of Pittsburgh, Pennsylvania, USA. Bachiller en Zootecnia, Universidad Nacional Agraria La Molina, Perú.
Profesor del MBA de ESAN
Auspicios