Segunda subasta de energías renovables: curiosidades y conclusiones

user-pic

El 23 de agosto de 2011 se realizó la segunda subasta de energías renovables. Un análisis minucioso a este proceso para conocer su desarrollo y saber cómo actuar en una próxima subasta.

La subasta es el mecanismo de adjudicación de la energía renovable según lo especificado en el Decreto Ley 1002 del 2008. En esta subasta se procedió a la adjudicación de los siguientes volúmenes de energía renovable:

  • 681 GWh en proyectos hidroeléctricos menores de 20 MW.
  • 1300 GWh en proyectos RER (eólica, fotovoltaica y biomasa). En la primera subasta de 2009 se ofertaron 1314 GWh en tecnologías RER.

Se entiende que la promoción de energías renovables exige incrementar el volumen de energía ofertada, resulta extraño que se haya reducido. Aunque es importante indicar que la reducción es mínima.

En la segunda subasta se presentaron 21 proyectos de tecnología RER y 16 proyectos hidroeléctricos inferiores de 20 MW. En el proceso de subasta se adjudicaron 3 proyectos con tecnología RER y 7 proyectos hidroeléctricos menores de 20 MW. Se adjudicaron 472,78 GWh de los 1300 GWh de energía asignados a las tecnologías RER. Es decir, un 36,37% del total ofertado. Resulta difícil asumir este hecho como un éxito en el proceso de subasta. 

En la Tabla 1 se presentan las características técnicas y económicas de los proyectos adjudicados asociados a las tecnologías RER. 

Tabla 1: Características técnicas y económicas de los proyectos RER adjudicados en la segunda subasta

En el caso de las centrales hidroeléctricas menores de 20 MW se adjudicaron 679,93 GWh de una energía total ofertada igual a 681 GWh, aproximadamente un 99,84% de la energía total ofertada. Es indudable que en la adjudicación de energía hidráulica se consiguió un éxito absoluto. En la Tabla 2 se muestran las características técnicas y económicas de los proyectos adjudicados asociados a las centrales hidroeléctricas menores de 20 MW.

Tabla 2: Características técnicas y económicas de los proyectos hidroeléctricos en la segunda subasta

En esta segunda subasta no se adjudicaron 827,22 GWh. Será conveniente elaborar los mecanismos necesarios dentro del proceso de subasta para minimizar el valor de la energía adjudicada. La situación energética del Perú unido al excelente escenario de captación de inversiones en energías renovables hace necesario la elaboración de criterios de maximización de adjudicación de la energía ofertada. 

En la Tabla 3 se ha ordenado las ofertas de las diferentes tecnologías RER en la segunda subasta en función del precio ofertado. En rojo, los proyectos que podrían haberse adjudicado si existiese un mecanismo de reasignación de la energía renovable no adjudicada. 

La suma de los proyectos adjudicados sería igual a 766,71 GWh. En este caso, se hubiese adjudicado un total de 1259,49 GWh. Es decir, el porcentaje de energía renovable de tecnologías RER adjudicado sería entonces de un 96,88%. Un éxito rotundo del proceso de subasta a diferencia del modesto 36,37%.

Tabla 3: Características técnicas y económicas de los proyectos RER no adjudicados

La clasificación de las ofertas económicas de las tecnologías RER permite realizar las siguientes conclusiones:

  • Existió la posibilidad de realizar una reasignación de la energía restante no adjudicada entre las ofertas económicas más competitivas de las tecnologías RER.
  • La reasignación de la energía no adjudica hubiese permitido la adjudicación de casi la totalidad de la energía renovable inicialmente ofertada a precios muy competitivos.
  • Se ha adjudicado energía a la tecnología de biomasa más cara y con una oferta de energía anual muy inferior a la no adjudicada y con un plazo de entrega superior.
  • En los proyectos presentados de energía eólica en el Perú se observa un rango de valores de precios monómicos entre 69 y 91,6 US$/MWh. Puesto que el precio de la energía eólica está destapado, quizás se debería realizar estudios técnicos con el objetivo de establecer un volumen de energía eólica anual a subastar cada año con una reducción anual del precio base entre subasta y subasta. Este mecanismo desaparecería cuando los precios de oferta de energía eólica se igualen con los precios hidráulicos.
  • Puesto que la energía eólica es la energía adjudicada más barata y competitiva, en la próxima subasta (2013), el mayor volumen de energía renovable a subastar debería ser adjudicada a los proyectos eólicos.
El proceso de subasta de energías renovables ha permitido establecer precios muy competitivos en la tecnología eólica y solar. No obstante, es necesario establecer los mecanismos necesarios para que se maximice la adjudicación de energía ofertada. El Perú necesita fomentar la integración de sistemas renovables de generación eléctrica en el SEIN y no se puede permitir el lujo de despreciar importantes inversiones a precios internacionales muy competitivos. 

¿Qué propuestas haría usted para optimizar el proceso de subasta y la integración de sistemas renovables de generación eléctrica en el SEIN?


Esta entrada contiene un artículo de:
Alberto Ríos Villacorta
Doctor Ingeniero Industrial, Universidad Carlos III de Madrid. Ingeniero Eléctrico, especializado en Sistemas y Redes Eléctricas, Instituto Politécnico de Bielorrusia. Master en Energías Renovables, Universidad Europea de Madrid. 
Profesor Internacional del Diplomado Internacional en Gestión de la Energía de ESAN
Auspicios