La polémica sobre el aumento de la Remuneración Mínima Vital

user-pic

A partir del 1ro de junio regirá el nuevo incremento de la Remuneración Mínima Vital (RMV), la que alcanzará los S/. 750 de acuerdo a lo dispuesto por el gobierno de turno. La medida ha generado opiniones a favor y en contra. Para Alonso García Miró, presidente encargado de Confiep, este incremento desalienta a las pymes a formalizarse.

Antes que el presidente Ollanta Humala anunciara, en su mensaje por el Día Internacional de los Trabajadores, el segundo tramo del incremento de la RMV, el ministro de Trabajo, José Villena, había señalado que dicho aumento podría tener un impacto mayor en las medianas y pequeñas empresas (mypes) debido a que éstas verían afectadas su rentabilidad de "forma trascendente".

Inmediatamente después de anunciada la medida, el presidente encargado de Confiep, Alonso García Miró, sostuvo que el incremento de la RMV "desalienta a las pequeñas y medianas empresas (pymes) a incorporarse a la formalidad". 

"Incrementar a la remuneración mínima vital desalienta a las pymes a incorporar más peruanos al sector formal (...) incluso algunas empresas decidirán despedir a parte de su personal a raíz de esta decisión", dijo el representante empresarial.

Por su parte, la Cámara de Comercio de Lima (CCL) indicó que el aumento de la RMV haría que el costo anual por trabajador que asumirían las microempresas se elevaría a S/. 9,810, dejándolas al borde de una situación insostenible en el mediano plazo, lo cual desincentivaría su operación en el sector formal.

En vista de ello, el gremio empresarial propuso la aplicación de políticas para mitigar el impacto del incremento de la RMV en las microempresas, entre ellas la posibilidad de establecer RMV diferenciadas en las regiones.

Al respecto, Luis Felipe Calderón, profesor del MBA de ESAN, sostuvo que el aumento de la RMV sólo amenaza a algunas empresas, a las que llamó "sobrevivientes", es decir, aquellas con tan baja competitividad y que carecen de capacidad para producir diferenciación, calidad o liderazgo en costos, de modo que su única fuente de existencia es pagar salarios miserables y eludir todos los beneficios sociales que puedan.

"No es un problema del salario. Es un problema de empresarios y gerentes incapaces que no saben generar competitividad. Si se quiere mejorar la competitividad de esas empresas, es contraproducente mantener salarios bajos. Lo que se necesita es mejores empresarios y mejores gerentes. Y si con salarios menos miserables no son capaces de sobrevivir, esas empresas merecen desaparecer", expresó el profesor Calderón.

Añadió que los empresarios y analistas repiten, como si fuera indiscutible, que existen "sobrecostos" laborales y achacan a ellos la falta de competitividad de las empresas y del país. Así concluyen que todo aumento del paupérrimo salario básico es un atentado contra la viabilidad de las empresas y, por ende, causaría una reducción del empleo, sostuvo.

"A mayor salario, menor número de puestos laborales", sostienen falazmente, dijo Calderón. Con este razonamiento -prosiguió- para llegar al pleno empleo habría que reducir los salarios a los trabajadores hasta el punto que el esclavismo debería ser su régimen ideal.

"Nada más lejano del espíritu del verdadero capitalismo, en el cual los salarios y prestaciones deben tender a subir para incorporar a una parte cada vez mayor de la población al consumo, disminuir las diferencias sociales y garantizar mercados internos y una sociedad más justa y menos violenta", puntualizó el profesor de ESAN.

¿Usted qué opina? ¿El incremento de la RMV tendrá un impacto favorable o desfavorable para las empresas?



Esta entrada contiene un comentario de:
Luis Felipe Calderón Moncloa
Profesor del área de Administración. Doctorando en la Université Jean Moulin, Lyon, Francia. DEA, Universidad de Niza, Francia. MA in Management Learning y MSc in Information Management, Lancaster University, United Kingdom. MA, ESAN, Perú. Bachiller en Psicología, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Perú.
Profesor del MBA de ESAN
Auspicios