Presente y futuro del sector retail peruano

user-pic

El sector retail en Perú seguirá adelante sin mayores tropiezos si el poder adquisitivo se incrementa, la clase media se fortalece y la pobreza se reduce. Pareciera que las cosas van en piloto automático; sin embargo, no hay que cruzarse de brazos: es preciso avanzar, en especial ahora que la tecnología brinda nuevas herramientas para el desarrollo empresarial.

Durante muchos años, al no haber un retail expansivo y no superar las compras en supermercados a nivel nacional en 15% del consumo total de la categoría -mientras que en Chile ya se bordeaba el 45%- se demuestra que en Perú existe un enorme espacio para crecer que no está siendo aprovechado. En ese contexto surge una tímida expansión en provincias en pequeños formatos locales, como El Súper en Chiclayo y Arequipa, El Centro en Chiclayo, Merpisa en Trujillo y Franco en Arequipa. Con la tienda Plaza Vea de Huancayo -una ciudad donde se decía que era imposible el retail pues la gente estaba acostumbrada a los tradicionales "caseritos", bodegas y mercados populares- se rompe un paradigma más sobre la aceptación de supermercados fuera del ámbito de la gran ciudad. Sin embargo, en algún momento cercano, la tienda huancaína de Plaza Vea superó en ventas a las demás integrantes de la cadena.

Posteriormente, Supermercados Peruanos retoma el nombre Oeschle tras la compra de la patente. Comenzaron también en Huancayo y después entraron a Lima, rompiendo otro paradigma: ya no todo sale de Lima. Así, el centro comercial más grande del Perú en extensión es el Aventura Mall de Trujillo. En Cajamarca también hay una expansión en un lugar donde nunca se pensó que podía haber retail. Arequipa, por su lado, tiene una gran respuesta a las inversiones en centros comerciales.

La primera lección de todo esto es que hemos tardado mucho tiempo en darnos cuenta que había un espacio tremendo para desarrollar el sector retail en el Perú. Como suele suceder, llegamos un poquito tarde.

En segundo lugar, hemos aprendido que a la gente le gusta ir de compras y hacerlo todo en un lugar. El retail exitoso está unido al concepto de espacio donde se tiene todo: centro comercial, shopping center, mall -como lo quieran llamar en otros lugares-, cines, diversión, comidas para grandes y chicos.

La inversión chilena ha sido muy interesante e inteligente en centros comerciales. Al abrir el espacio han atraído a las cadenas ancla, que son las que se posicionan. Curiosamente, es probable que la presencia de Cencosud en el Perú frenara el ingreso de Carrefour en nuestro país. Esta empresa de origen francés está en Brasil, Argentina y Colombia. Yo diría que en este campo todavía hay mucho por hacer y crecer. Por ello no es de extrañar el ingreso reciente de cadenas como Zara, de España.

Uno de los factores más importantes para el crecimiento del consumo masivo ha sido el mayor poder adquisitivo de la clase media. La gente tiene dinero, hay negocios en el país, la agroindustria está muy fuerte, hay otros sectores muy exitosos y ello está generando cada vez mayor capacidad de consumo.

Hay mucho por hacer no solo en términos de crecimiento cuantitativo, sino en el aspecto cualitativo. Por ejemplo, es necesario generar acciones para que la moda peruana -un factor dormido, desde mi punto de vista- tenga cómo expresarse. Así como se ha logrado que el retail de la comida se expanda en una forma vertiginosa, el retail de la moda es un futuro al que hay que llegar.

sumilla_zapater_retail1.jpgNecesitamos diseñadores creativos, así como tiendas y boutiques que se decidan a vender moda peruana. Ciertamente la moda no es barata, pero se puede sembrar ahora y, en dos ó tres años, se puede generar un boom tan grande como los es actualmente la gastronomía en el Perú.

Los supermercados y las grandes tiendas son un asunto, pero las boutiques de moda constituyen otro grupo que tiene un futuro brillante, al cual nos hemos abocado poco hasta el momento.

Además de la moda, le veo al retail mucho futuro en otros campos. Por ejemplo: hay todo un retail nuevo en el campo del turismo, donde tenemos infinitas posibilidades en el país; asimismo, el retail debe expandirse a través de los sistemas informáticos, como el sistema de compras on line. Algunas tiendas están haciendo esto último. Las respuestas son muy pequeñas pero por lo menos en cinco años podríamos llegar a que el 40% de la gente se decida a comprar productos vía Internet.

El uso de las tablets, el pago a través de los celulares, la masificación de Internet, todos éstos son factores que constituyen una plataforma sobre la cual se podrán desarrollar las compras. Esto es lo que se aproxima porque la nueva generación se acostumbrará fácilmente a la compra electrónica. En consecuencia, todo esfuerzo que se haga en ese campo será exitoso.

Tengo un ejemplo más relacionado con atención al cliente que puede ilustrarnos, es el potencial del uso de las tecnologías de información y comunicaciones en el campo del retail. La oficina de Telefónica (hoy Movistar) ubicada en la avenida Paseo de la República en San Isidro, hace un par de años estaba llena de gente que iba a reclamar, a pagar, etc. Hoy día está vacía y en ella podríamos hacer una sala de baile. La gente ya no soluciona sus problemas acudiendo a la oficina sino por teléfono o por  Internet.

El punto es que esta tendencia llevará a que las empresas de retail tengan que tomar también otro tipo de dimensiones. Quienes entren en esta reconversión de sus sistemas muy pronto tendrán un éxito muy grande.

¿Considera usted que el sector retail en Perú podría crecer con mayor rapidez? ¿Qué se tendría que hacer para lograrlo?



Esta entrada contiene un artículo de:
Alberto Zapater
Profesor del área de Mercadeo. MSc in Marketing, Université Laval, Quebec, Canadá. Estudios doctorales en Letras, Universidad de Letrán, Italia. MA, ESAN. Licenciado en Letras, Universidad de Letrán, Italia.
Profesor del MBA de ESAN.
Auspicios