El impacto del gigante asiático en el Perú

user-pic

China es hoy un importante socio para nuestro país dada la magnitud de sus compras de materias primas y de sus inversiones en el sector minero. Eduardo McBride, profesor del MBA de ESAN, considera que el país asiático no dejará de comprarle minerales al Perú en los próximos años.

gigante_asiatico.jpgLa embajadora de la República Popular China en Lima, Huang Minhui, informó que el nivel de inversiones de su país en el Perú supera, al hacer una evaluación preliminar, los US$ 4,500 millones. Dijo que el monto corresponde, casi en su totalidad, a proyectos como Toromocho, cuya construcción demandará US$ 3,500 millones; y la ampliación de la mina de hierro de Marcona (Shougang), que asciende a otros US$ 1,000 millones.

"En este momento solo es minería, pero ya existen empresas que vienen trabajando animosamente en telecomunicaciones, banca, comercio y también en explorar oportunidades en el sector infraestructura", manifestó.

La diplomática comentó que China tiene enorme experiencia en la construcción a gran escala de edificios y obras públicas, y que está dispuesta a compartir esa experiencia con el Perú. Añadió que las empresas chinas también están viendo posibilidades en pesca y en agricultura, a través de la aplicación intensiva de ciencia y tecnología.

En una entrevista con Gestión.pe, la diplomática señaló además que un postor chino estaría interesado en la compra del proyecto Las Bambas, como parte de la fusión internacional entre Glencore y Xstrata.

Por su parte, la investigadora asociada a la Universidad del Pacífico (UP), Carol Wise, destacó que la clase media de China se consolidará en unos siete años, y ya no comprará lo que el Perú vende, pues nuestro país no tiene la oferta que ese segmento de la población demandará. "Chile y Perú deben buscar la forma de diversificar sus exportaciones. Creo que tendrán más éxito exportando al mercado global o regional", manifestó.

sumillas_impacto_gigante_asiatico.jpgAl respecto Eduardo McBride, profesor del MBA de ESAN, manifestó que la cifra que menciona la embajadora (US$ 4,500 millones de inversión) debe ser entendida como parte de las inversiones chinas comprometidas, que en el Perú rondan los US$ 10,000 millones. "Diferente es la cifra de inversiones realizadas que no supera los US$ 2,000 millones", señaló.

Explicó además que los inversionistas chinos, especialmente del sector estatal, están interesados en la harina de pescado. "China Fishery Group ha realizado una oferta hostil por la compra de Copeinca, pero eso no es nada frente a la exigencia del Ministerio de Comercio Chino por la fusión de Glencore con Xstrata, dado su interés en la mina cuprífera Las Bambas, que representa el 8% de la oferta mundial de cobre", mencionó.

Finalmente, McBride consideró difícil que China le deje de comprar al Perú materias primas, dado que si bien es productor de estos commodities, no lo es en cantidades suficientes como para autoabastecerse.

¿Cuál cree usted que sería el impacto para el Perú si la economía china deja de crecer a tasas altas, como lo ha venido haciendo?



Esta entrada contiene un artículo de:
Eduardo McBride Quiroz
Profesor del área de Mercadeo. Master of Education, University of Pittsburgh, Pennsylvania, USA. Bachiller en Zootecnia, Universidad Nacional Agraria La Molina, Perú.
Profesor del MBA de ESAN
Auspicios