¿Tendrá un efecto positivo la reducción del IGV?

user-pic

La reducción del IGV en un punto porcentual, medida anunciada por el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, y que entrará en vigencia el 1 de enero del 2017, ha traído una serie de comentarios a favor y en contra.

impuestosppk_principal.jpg

La idea de PPK es ampliar la base tributaria con la posible reducción de los precios. Es una medida que aplicó el presidente norteamericano Ronald Reagan en la década de 1980 y que fue positiva ya que la mayoría de bienes eran elásticos y se desenvolvían en un entorno competitivo.

Nos referimos a un bien elástico cuando un cambio en el precio del bien genera una reacción significativa en la cantidad recaudada. Si el precio de un bien elástico sube, la cantidad recaudada debe disminuir en mayor proporción. En este marco ¿qué le conviene al gobierno? Le conviene imponer reducciones impositivas a los bienes elásticos ya que una reducción del precio vía caída de impuestos amplia la cantidad en recaudación.

Este efecto anteriormente descrito es el que esperaría PPK y su grupo de asesores del Ministerio de Economía y Finanzas: la ampliación de la base tributaria vía la reducción de tasas. Pero, ¿qué sucede si los supuestos cambian y los bienes no son elásticos o las estructuras de mercado no son competitivas? En una estructura de mercado oligopólica, por ejemplo, la anterior relación se rompe. Esto es lo que preocuparía de las medidas tributarias de PPK que fueron anunciadas en el primer discurso presidencial último y que ha llamado la atención de una serie de analistas económicos. 



En una estructura de mercado oligopólica, que es el caso peruano, las empresas concertan en precios y una baja de los impuestos no necesariamente conlleva a reducciones de precios.

En una estructura de mercado oligopólica, que es el caso peruano, las empresas concertan en precios y una baja de los impuestos no necesariamente conlleva a reducciones de precios. En esta medida los únicos ganadores serían las empresas mas no el consumidor final. Justamente fue en el 2011 que se aplicó una medida similar pero no trajo los efectos deseados en la economía.

En el 2011 el entonces ministro de Economía, Ismael Benavides, regresó el IGV de 19% a 18% y trajo una pérdida de S/ 200 millones en recaudación fiscal. La idea aquí era bajar inflación vía reducción impositiva pero no funcionó y la base tributaria tampoco aumentó. La reducción de impuestos es un instrumento muy utilizado por los republicanos en Estados Unidos ya que favorece a los sectores empresariales mas no necesariamente al consumidor mayoritario.

Esperemos que no se reduzcan los márgenes de maniobrabilidad fiscal ni se atente contra la sostenibilidad fiscal con una medida de esta magnitud. Es en estos momentos que se requiere la reactivación de la economía con instrumentos adecuados que van más por el lado del gasto que el de la tributación.

¿Considera usted que la reducción del IGV generará los efectos positivos esperados por el gobierno?

Auspicios