#UnaSolaFuerza: la comunicación del gobierno en tiempos de crisis

user-pic

La comunicación en tiempos de crisis resulta más que necesaria en cualquier ámbito o contexto social, especialmente si se aborda la realidad de un país que se ve afectado con un grave problema de lluvias y huaicos que producen tremendas consecuencias como son la pérdida de vidas e infraestructura.

750x422-una-sola-fuerza.jpg

Frente al problema, el gobierno peruano activó el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) y los COER en el ámbito regional para realizar las acciones que permitan aliviar la situación. Parte de la estrategia fue establecer a un ministro responsable por cada región afectada, quienes acompañados de las fuerzas armadas, además de la Policía y el Ministerio de Salud, lograron activar puntos de operaciones desde donde se lleva la ayuda en alimentos y agua y se traslada a las personas que debían ser trasladadas a hospitales. La labor realizada por los helicópteros fue importantísima, pues se convirtieron en verdaderos vehículos en el aire.  

La situación empeoró rápidamente en cuestión de una semana, cada vez se hacía más complicado mantener la calma de la población pues la situación se agravaba y los medios de comunicación dedicaban más espacio para informar lo que sucedía en el norte, parte del centro y sur del país. Los huaicos hacían sentir la furia de la naturaleza. Pero también vimos espacios de esperanza como el caso de Evangelina, quien logra sobrevivir al huaico de Pucusana y convertirse en un símbolo de la fuerza de los peruanos.

En este escenario complicado nace la frase y el hashtag #UnaSolaFuerza, convertido en un lema de solidaridad que une el esfuerzo de miles de peruanos que ayudan con donaciones y otros tantos jóvenes voluntarios que acudieron a ayudar a otros peruanos afectados. 



Estrategias comunicacionales desarrolladas

La frase, que pudo quedar como un simple slogan, desarrolló dos estrategias comunicacionales importantes: su rápida extensión en medios masivos y redes sociales y la alianza con los operadores de telecomunicaciones móviles. Esta última fue una de las mejores estrategias para hacer llegar el mensaje a nivel nacional. Pues como bien se sabe, en el Perú existen más celulares que personas, y todos recibimos mensajes de texto en los que el presidente de la República nos decía que consumamos el agua con responsabilidad y que  mantengamos la calma.

Fueron días muy difíciles por la incertidumbre y desesperación que generaba la escasez de agua potable, sobre todo en Lima. Incluso hubo especulaciones y rumores con propósitos muy negativos. Frente a ello el gobierno demostró que se puede revertir la situación, pues en ese momento no sólo actuaba sino también comunicaba con claridad lo que hacía.

Por ejemplo: los principales voceros del gobierno explicaron por qué no era necesario establecer el estado de emergencia nacional, señalando que ello sólo generaría corrupción, que por cierto es un mal bastante instalado en la gestión pública.

Lo que al inicio parecía evidenciar un poco de descontrol fue bastante bien manejado, haciendo visibles a los ministros en los puntos de emergencia acompañados de las fuerzas armadas en acciones efectivas. Se organizó y difundió un noticiero del COEN en la televisora estatal, se publicó una página web del COEN, la primera dama lideró la recolección de donaciones en el patio principal del Palacio de Gobierno y se colocó pautas publicitarias en radio y televisión para explicar que la situación de emergencia se estaba controlando.

Otro factor que es preciso analizar fue la participación activa y oportuna de cientos de empresas e instituciones que se hicieron presentes con su apoyo con diversas donaciones. También es importante mencionar que muchas marcas se alinearon al slogan de la campaña haciéndola suya y difundiendo el hasta en sus comunicaciones.

Ello permitió masificar el slogan, que con las horas y días adquiría mayor fuerza. Se trata de la fuerza país, que no es solo la fuerza del gobierno o de la empresa privada sino de los peruanos solidarios sin importar su origen. Este fue el impacto del slogan y de las acciones de comunicación que se sumaron a esta fuerza. El apoyo de las empresas fue canalizado en muchos casos mediante Caritas del Perú, que ha tenido y aún tiene una gran labor al hacer llegar las donaciones, de la mejor manera, a los miles de peruanos necesitados. El listado de las empresas que se sumaron a la campaña podemos encontrarlo en este link: http://gestion.pe/empresas/estas-empresas-se-suman-campana-unasolafuerza-ayudar-zonas-emergencia-2185720/10

La post crisis

Es interesante entender cómo la buena comunicación puede tranquilizar a un país. Al presidente apenas se le vio en una escena con las botas de caucho en el lugar de los huaicos, pero a sus ministros se les vio en los lugares de las emergencias. Ello demostraba que el gobierno estaba organizado y trabajando sin descanso. El objetivo comunicacional se logró. Lo importante era ofrecer confianza, que por cierto el presidente venía perdiendo desde que asumió el mandato debido a las expectativas que millones de peruanos tenían puestas en él y en su gabinete.

Para evidenciar este hecho, la última encuesta de Datum con fecha de 11 de abril, luego de un mes de la emergencia, se señala que la aprobación del presidente Pedro Pablo Kuczynski  aumentó de 35% a 45%. Asimismo el 51% de los encuestados señaló que el presidente lidera las acciones frente a los desastres naturales. Ello nos muestra que la buena comunicación contribuyó directamente a generar la sensación de que las cosas se hicieron bien. Es interesante apreciar que precisamente en el momento de la emergencia es cuando el presidente logra mayor aceptación de la población.

Sin embargo, el problema no ha terminado. La fase de emergencia ya casi ha concluido pero aún es largo el camino de la fase de reconstrucción en la que también será necesario comunicar para eliminar especulaciones y malos entendidos que se pueden originar desde diversos sectores de la población.  Atender la post crisis es tan importante como atender la emergencia y ahora es el momento en que el gobierno demuestre su poder de organización para salir adelante a pesar de la difícil situación que ha dejado víctimas humanas y millones de soles en pérdidas.

¿Cómo percibió usted el manejo de la crisis de los desastres naturales por parte del gobierno?

Auspicios