Una clave para crecer sostenidamente a largo plazo

user-pic

Los mercados cada vez más competitivos y la globalización han generado que muchas organizaciones redefinan su modelo de negocio. Para afrontar los nuevos desafíos, ser más rentables y sostenibles a largo plazo es necesario implementar estrategias que permitan innovar productos y servicios, generar valor agregado, reducir costos y mejorar la competitividad.

1500x844_alineamiento_estrategico.jpg

¿Cómo tener una capacidad de respuesta superior a la competencia?

Una estrategia clave para que el crecimiento de una empresa sea sostenido en el tiempo es que se implemente el alineamiento estratégico empresarial como una hoja de ruta que tenga como punto de partida la visión y la misión. El objetivo es lograr que las divisiones, departamentos, áreas y colaboradores compartan una unidad de dirección de objetivos y articulen los planes estratégicos, tácticos y operativos a fin de que puedan crecer de manera sostenida y aumentar su participación en el mercado.

El alineamiento estratégico empresarial es un proceso sistematizado que facilita que la organización vincule la visión, misión, objetivos, estrategias y se focalice en el cumplimiento de los resultados organizacionales para responder al cliente de manera eficiente, ágil y flexible. Por este motivo, el alineamiento estratégico debe ser revisado periódicamente y no debe perder el enfoque holístico que genera una alineación articulada que facilita la coordinación de las diferentes áreas de la organización en la consecución de los planes concretos y medibles. Es así que el alineamiento estratégico se convierte en un pilar fundamental que favorece al posicionamiento, refuerza la identidad corporativa en su relación con los proveedores, distribuidores, competencia, clientes, entre otros agentes, e impulsa el crecimiento y competitividad de la organización. 



El proceso de implementación del alineamiento estratégico no es una tarea sencilla, esta implica el compromiso por parte de directivos con una visión a largo plazo.

El proceso de implementación del alineamiento estratégico no es una tarea sencilla, esta implica el compromiso por parte de directivos con una visión a largo plazo y el apoyo de todos los colaboradores de la organización para trabajar articuladamente y responder con rapidez a las demandas del mercado.

Herramientas

Para finalizar cabe señalar que el alineamiento estratégico cumple un rol relevante en el crecimiento sostenido de las organizaciones siempre y cuando se logre trabajar una planeación sincronizada horizontal y verticalmente. Para ello existen diversas herramientas que se pueden emplear, una de ellas es el Balanced Scorecard (BSC) que tiene un enfoque multiperspectiva propuesto por los académicos Robert Kaplan y David Norton. Cabe señalar que el despliegue del mapa estratégico en cuatro perspectivas (financiera, clientes, procesos y aprendizaje) facilita la alineación eficaz de los objetivos y estrategias que se han definido a la luz de los objetivos corporativos. El alineamiento estratégico optimiza el desempeño organizacional al permitir que su implementación genere una visión de largo plazo de la gestión del negocio y el valor para la organización y sus stakeholders.

Auspicios