2021: ¿Más volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad en Latinoamérica?

user-pic

Ante la incertidumbre del escenario local en la región, las empresas deben buscar oportunidades de negocio en nuevos mercados. Para ello, cuentan con una variedad de métodos ágiles, según sus necesidades.

incertidumbre_empresas_latinoamerica_principal.jpg

Días atrás desarrollaba una consultoría con profesionales de la región sobre innovation management. Abrí la dinámica del evento con la pregunta: ¿Cómo van las cosas por sus países? Los hice identificar cuál sería el tema más conveniente a desarrollar y apoyarlos en sus proyectos de innovación. Cada comentario me llevó al bien conocido VUCA, traducido al castellano como volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad.

Una recesión como la que enfrenta Latinoamérica incentiva más este tipo de contextos, porque aumentan los niveles de disconformidad y frustración ante la reducción de las economías personales, más aún cuando los países carecen de estructuras orientadas a fortalecer su desarrollo y equidad. A ello se suman los apetitos políticos desconectados con las reales necesidades de sus pueblos, como se vio en Perú y otros países de la región.

Es en este contexto que deseo resumir mi apreciación respecto al tan trillado VUCA (románticamente referidos por algunos agilistas) desde una perspectiva más pragmática.

Cambios permanentes

La volatilidad económica se acentuará por la importación de crisis, así como las guerras comerciales entre potencias y cambios rápidos sin regulación oportuna en el e-commerce. Estos ingredientes, y más, podrían generar una leve recuperación, seguida de caídas en ciclos cortos, pero con una acentuada tendencia al empobrecimiento de la región. Recordemos que muchos modelos de negocios online se enfocan en vender a mucha gente a bajos costos, lo que generaría una percepción ficticia de recuperación.



La identificación de nichos y la especialización en el desarrollo de soluciones invitan a las empresas a desarrollar una estrategia clara para reforzar sus core business.

La incertidumbre, la disconformidad y el escepticismo se acentuarán por los niveles de corrupción o ineptitud de los gobiernos de turno, traducidos en una reducción drástica de oportunidades para muchos profesionales. Ello se reflejará en la lenta recuperación que tendrían las medidas económicas. Ese nivel de zozobra, acompañado con los cambios de mentalidad generacionales, acentuaría la incertidumbre en muchos países, respecto a la viabilidad de sus modelos económicos para salir de la situación actual. 

La complejidad aumentará por una mayor radicalización de la población. El exceso de información induce a la inferencia e inhibe la capacidad de análisis en el individuo. Muchos tomarán como propias las ideas de personas o teorías influyentes, lo cual podría generar dificultad para entender los insights de los mercados, es decir, no tener claro qué es lo que quieren realmente, obligándonos a redoblar los esfuerzos para encontrar soluciones a la medida de cada mercado.

La ambigüedad se hará evidente ante gobiernos carentes de un proyecto de desarrollo estratégico, sumado a los dobles discursos y la polarización en beneficio de corporaciones dispuestas a ingresar y tomar los mercados desatendidos por las empresas que no resistan la recesión. Debemos recordar, además, que esto nos expone al capitalismo digital poco regulado.

Pautas empresariales

Ahora te comparto mi interpretación del VUCA 2021 para que entres en contexto y visualices oportunidades para mejorar el modelo de negocio de tu organización. Mi objetivo es que, pese al escenario regional, pienses en grande, te encamines a descubrir mercados o nichos regionales y potencies tus proyectos de innovación con el uso de métodos ágiles, llevados a la práctica con las siguientes recomendaciones:

  • Desarrollo de macronichos de mercados. La digitalización acelerada en Latinoamérica genera cambios en la conducta del consumidor con patrones constantes. En mis workshops suelo decir que aquello que nos diferencia son los colores de nuestras banderas. Dicho en un contexto ágil, aplicar Innovation Management u otros tipos de métodos ágiles como Design Thinking te ayudarán a definir productos o servicios más idóneos para fidelizar y cuidar tu mercado.

  • Alianzas estratégicas. La identificación de nichos y la especialización en el desarrollo de soluciones te invitan a tener una estrategia clara para reforzar tu core business. No podremos ser todistas, debemos juntarnos con socios estratégicos para atender mercados en conjunto. Un sistema de gestión ágil como OKR (Objetivos y Resultados Claves), incluso, puede brindarte mayor claridad sobre qué estrategia de crecimiento debes llevar a cabo.

  • Cambios en la forma de gestionar las empresas. Existen dos fuerzas que obligan a las organizaciones a generar este cambio. La primera es la forma de pensar de los nuevos profesionales que se insertan en el mercado. La segunda es la digitalización de los propios mercados de las empresas. Si algo aprendimos sobre management en las escuelas de negocios, para el 2021, no será ni en un 50 % efectivo. Recuerden que esto ya sucedió con la crisis de subprime. La mentalidad y la economía digital te invitan a aplicar el Management 3.0, aunque sea de forma parcial. Este pensamiento ágil apunta hacia un cambio en la forma de gestionar, buscando mayor felicidad y compromiso en los equipos de trabajo, para generar economías de escala dentro de la organización.

  • Tomar riesgos es la mejor oportunidad para lograr mejores márgenes. Estamos en un contexto de crisis, hacer más de lo mismo no funcionará. Aplicar métodos ágiles con una visión de aprendizaje y rápida rentabilidad es lo que se requiere en Latinoamérica. Identifico esta oportunidad por dos factores: la poca infraestructura para la innovación en nuestros países y la necesidad de liquidez de las organizaciones en este contexto recesivo. Este aprendizaje rápido requiere efectividad en los procesos de innovación y gestión de la operación diaria del negocio. En ese sentido, métodos ágiles como Kanban son potentes por su simplicidad para mapear los procesos y volcarlos hacia las necesidades del mercado.

  • Ofrecer productos o servicios más simples y emocionales. El homeoffice vino para quedarse y ha acentuado el hastío ante un mensaje de venta por parte de los consumidores. Se requiere otro tipo de comunicación, mucho más persuasiva. Sin embargo, este proceso debe construirse desde el diseño de los productos y servicios, sin cargar toda la responsabilidad solo a los equipos de ventas. En ese sentido, el Design Thinking puede ser un excelente aliado.

  • Desarrollar un mensaje claro y honesto. Es parte de tu diferenciación, el concepto de tribu estará más vigente que nunca. Un mensaje primario, simple y efectivo es lo que se requiere hoy para desarrollar nuevos mercados.

Podemos concluir que la recesión, lo queramos o no, trae cambios significativos en el mercado. Frente a esto, debemos adoptar una postura de aprendizaje y agilidad para salir ilesos de una crisis que viene afectando a toda la región. La innovación empresarial permite ver oportunidades de mejora que la gestión tradicional no comprende. Por eso, debemos tomar acción frente al contexto actual y no resistirnos al cambio. ¿Qué crees que requiere tu organización para innovar de una vez? Déjanos tu opinión.

Auspicios