Diversa, igualitaria e inclusiva: lo que nos depara el 2022 en la industria de la moda, textil y retail

user-pic

Las nuevas tendencias en la industria de la moda, textil y retail pasan por la inclusión de personas que no se ajustaban a los antiguos modelos de belleza, la igualdad de género y la reivindicación de luchas sociales.

1500x844_moda_diversidad_2021_15_12.jpg
Foto de RF._.studio en Pexels

La industria de la moda, textil y retail ha evolucionado con el tiempo. He publicado varios artículos sobre sus cambios desde que empecé a escribir en Conexión ESAN, en el 2015. Por ejemplo, la sostenibilidad, que hoy es una realidad, o el uso de la tecnología con nuevos formatos de retail como el pick up store o el "Netflix" de la moda, pasando por las modelos avatares, los token no fungibles y el metaverso, entre otros aspectos. No obstante, un experto en derecho de la moda debe entender que esta industria también vive una transformación en los mensajes y valores que quiere transmitir para lograr un engagement con su consumidor y, cómo no, con los más jóvenes (generación Z), quienes próximamente serán sus clientes.

Nuevas tendencias en auge

Antes, las marcas asociaban a las personas delgadas con la belleza, pero las épocas han cambiado y ya no está bien visto contratar modelos ultradelgadas. Incluso, a la fecha, existen las modelos plus size o talla grande, como Ashley Graham, quien se ha convertido en un ícono para las futuras generaciones. Otro ejemplo es Victoria Secret, que este año empezó a contratar modelos más reales y no tan perfectas como las famosas "ángeles", a fin de ser más inclusiva y diversa.

A su vez, la marca Fenty, de la cantante Rihanna, incluye en su pasarela a modelos de distintas razas y cuerpos. Incluso permitieron desfilar a una mujer embarazada que dio a luz al día siguiente. En el Perú, también podemos mencionar a la marca peruana Sicurezza, que comercializa lencería, la cual busca evitar los estereotipos y transmitir que las mujeres se encuentren más seguras y cómodas con su cuerpo.



Esta industria también se encuentra muy comprometida con la igualdad de género, de la mano con el renacimiento de la moda unisex que, a la fecha, se divide en dos categorías:  

  • Genderless. Moda sin género ni etiquetas, es decir, que los hombres y las mujeres visten lo mismo. Un ejemplo es el uso de la camisa a cuadros. 

  • Genderful (lleno de género). Las características de un género se aplican al género contrario con la finalidad de crear contraste. Por ejemplo, un hombre que usa una falda como la skilt para los escoceses o como el mismo Harry Styles en la portada de Vogue este año.

Asimismo, las marcas se encuentran cada vez más identificadas con el concepto de "empoderamiento femenino". En esa línea, han lanzado colecciones con polos con frases alusivas o cosméticos que reivindican a la mujer, tratando de enviar un mensaje que fomente el respeto de los derechos y la participación de las mujeres en distintos ámbitos de la sociedad. 

También podemos mencionar a aquellas marcas comprometidas con el activismo y las causas políticas, como la lucha contra el racismo. En 2020, en Estados Unidos, fuimos testigos de cómo un policía asesinó de manera brutal a George Floyd. Así resurgió el movimiento Black Lives Matter, que lucha contra el racismo. En las redes sociales, muchas marcas en el Perú y el mundo colocaron una foto totalmente negra que significaba el duelo, el luto y la solidaridad con sus familiares. Uno de los exponentes de esta lucha contra el racismo es el diseñador Kerby Jean Ryamond con su marca Pyer Moss. 

Estos son solo algunos ejemplos de cómo la industria está cambiando, volviéndose más inclusiva, igualitaria y diversa. Estoy segura de que esto generará un impacto positivo en nuestra sociedad en el futuro, aunque aún queda mucho por hacer. Veamos qué pasa en el 2022. ¿Comprarías productos de marcas que promuevan mensajes de inclusividad, diversidad e igualdad de género? Déjanos tu opinión.

Auspicios