MBA de Harvard y su nuevo paquete de humildad y entrepreneurship

user-pic

Cuando asumes un rol de liderazgo, empiezas a creer súbitamente que tus palabras y experiencias son más importantes que las de cualquier otra persona. Vivir bajo presión de los resultados y la enorme tentación del poder es un gran riesgo para los gerentes.

Esas son algunas de las reflexiones de Nitin Nohria, el indio que desde el año pasado es Decano de Harvard Business School. Las palabras de Nohria son una suerte de autocrítica de una de las escuelas de negocio más importantes a nivel global en un entorno donde los países del primer mundo están en riesgo de una grave crisis financiera.

Nitin Nohria
La creencia general acerca de los valores morales y del desarrollo del carácter es que se aprenden en casa, máximo hasta la adolescencia. Nohria piensa -y lo secundo- que la formación del carácter es un proceso de toda la vida. Abraham Lincoln -recuerda Nohria- decía que la verdadera prueba para el carácter de una persona se da cuando enfrenta la adversidad.

Agrega que una mejor medición es darle poder a la persona. Y son muchísimos los ejemplos de personas que han cambiado brutalmente con el poder y es allí donde volvemos a la primera frase de este artículo: empiezas a creer que tus palabras y experiencias son más importantes que las del resto de personas de tu organización.

Desde Shaka Zulú en África hasta dictadores recientes como Saparmyrat Nyýazow, ex "presidente vitalicio" de Turkmenistán (los billetes llevan su rostro, tiene una estatua rotatoria para que, cual girasol, siempre esté de cara al sol y hasta el vodka lleva su nombre) son ejemplos claros de poder que satura, corrompe y crea semidioses.

En el terreno empresarial está muy estudiado el caso de la corporación Enron, donde prestigiosas firmas como Arthur Andersen y McKinsey salieron mal paradas por la ambición de los resultados (el fin justificó los medios). Steve Jobs contrató a John Sculley en 1983. Un año después, Sculley despidió a Jobs de Apple. El mismo Jobs -¿licencias de un genio?- despidió a mucha gente en medio de sus conocidos berrinches. Hace poco más de un mes, la CEO de Yahoo fue despedida, ¡por teléfono!. De igual forma, hace tres meses, un gerente corporativo local fue despedido mediante una videoconferencia desde su matriz en Chile.

En un reciente estudio de CNN en México, sólo 1 (¡uno!) de 55 CEO cree que la corrupción disminuirá en su país. 54 piensan que seguirá igual, peor o mucho peor. Rupert Murdoch, la persona #13 en la lista de más poder de Forbes en el mundo, dijo en el juicio por espionaje de su periódico News of the World: "No renuncio porque soy el más indicado para resolver esto". Por otro lado, los indignados están por miles en las plazas de Madrid, en las calles de Santiago, en Wall Street y frente a la casa de Murdoch.

Dictum de Acton: el poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente. Como el poder te permite hacer lo que quieres, si lo que llevas dentro son pasiones desconocidas e incontrolables, estas saldrán a flote y te controlarán. Eso dice Osho: el poder no corrompe, es uno quien está corrompido.

Volviendo a Nohria y Harvard, están introduciendo una dosis de humildad dentro del MBA: al principio del programa entregan a cada alumno US$ 3,000 para que lancen un producto o servicio. De este modo, aprenden a trasladar el conocimiento en acciones, vivir el "entrepreneurship"  y vivir la humildad de lanzar un negocio de la nada.

Ahora, un video de Nohria que nos invita a reflexionar: Imagínate liderando

A mis alumnos de las maestrías en ESAN siempre les doy una tarea imaginaria: les regalo un puesto de ventas en Polvos Azules. El puesto está ubicado en el fondo del pasillo más escondido. Al cierre de su post grado, ¿qué deberán haber hecho para florecer y crecer? Les recuerdo las ideas básicas de Peter Drucker sobre un negocio:
  • Idea diferenciadora. ¿Por qué los clientes me tienen que comprar sólo "a mí"?
  • Idea posicionada. ¿Cuál es el adjetivo que les viene a la mente a mis clientes cuando piensan en mi negocio?
  • Cliente. ¿Para qué perfil específico de cliente es ideal mi producto?
  • Estrategia. Si le pregunto a mis empleados que trabajan atendiendo directamente a mis clientes, ¿cuál es la estrategia de la empresa?, ¿la respuesta coincidirá con lo que dicen mis gerentes?

No debemos estar detrás de los conocimientos. Debemos estar abiertos a la sabiduría, que es el conocimiento válido para cualquier latitud y época. Por ello, libros sagrados como la Biblia, el Corán y la Toráh siguen teniendo vigencia a pesar de los cientos o miles de años que llevan escritos.

En buenas cuentas, el ejercicio a mis alumnos o el encargo de los US$ 3,000 a los alumnos de Harvard lo planteó hace 2,000 años Jesús a sus discípulos, según cuenta San Mateo en la Parábola de los Talentos. La copia es el mejor modo de halago. La copia de las cosas buenas.



Auspicios