Marcas y solidaridad en tiempos de crisis

user-pic

El éxito de una marca es la capacidad de conectarse con su mercado. Esta conexión, más que racional, es de tipo emocional y un aspecto fundamental de esta conexión es que sea socialmente responsable. En otras palabras: las asociaciones que tengan las personas con la marca también deben ser socialmente responsables.

empresaresponsable_principal.jpg

Cuando suceden eventos como los desastres naturales registrados en nuestro país, si lo vemos desde un punto de vista estrictamente marketero sí es posible lograr que las personas vean con buenos ojos que una marca se solidarice con la gente, porque ven conectada a esa marca con valores entre los cuales se encuentra la solidaridad.

Pero aquí hay que tener mucho cuidado con cómo se presentan para concretar la acción solidaria. Se debe hacer de tal manera que el público no lo vea como un aprovechamiento de la situación con fines comerciales. La solidaridad debe ser genuina. Y además de serlo también debe parecerlo.

Partimos del hecho fundamental de que la empresa es socialmente responsable, tiene una práctica constante en ese sentido y es algo que forma parte de su cultura. Pero como bien dice el dicho "la mujer del César no solo tiene que ser honesta sino también perecerlo", del mismo modo la empresa socialmente responsable también debe parecerlo y actuar de ese modo.

El ser humano tiene la capacidad de decodificar si alguien es sincero o no. Y la realización de actos de solidaridad se concretan con gestos que pueden ser bien  o mal interpretados. Hay que tener mucho cuidado con esto último. Hay que estar convencido de los valores que se transmiten. Y para ello hay que inculcarlos y hacerlos parte del ADN de la organización.



El tema de la solidaridad en tiempos de desastres naturales no es algo exclusivo del sector privado. También las instituciones públicas pueden hacerlo con el fin de mejorar su imagen ante la población.

Casos recientes

En la reciente coyuntura de los desastres ocasionados por el fenómeno del Niño costero, surgieron varias situaciones que deben ser materia de estudio práctico.

Uno de ellos es el caso de Latam, aerolínea que en las redes sociales fue acusada de haber pretendido aprovechar la difícil situación del transporte hacia las zonas del desastre con el incremento exagerado de sus tarifas a la zona norte del país.

La mencionada aerolínea reaccionó mediante un comunicado en el que desmintió tal incremento de precios y más bien anunció la reducción de los mismos. La compañía añadió que puso a disposición naves suyas para la realización de vuelos de ayuda humanitaria gratuita a las zonas afectadas. También indicó haber realizado coordinaciones con Caritas de Perú y la Asociación Piura en Acción con la finalidad de atender sus requerimientos de apoyo.

17342477_1428160320589514_493285664468302155_n.png

El tema de la solidaridad en tiempos de desastres naturales no es algo exclusivo del sector privado. También las instituciones públicas pueden hacerlo con el fin de mejorar su imagen ante la población. Y ese es el caso de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional del Perú, cuyos efectivos han demostrado un trabajo eficiente y esforzado de ayuda y rescate a los damnificados. Es importante, como efectivamente se ha hecho, mostrar dicho apoyo con presencia de los medios de comunicación.

La entrega de recursos monetarios también debe saber manejarse. Si la institución es vista como sólida y va a hacer público su aporte económico, este debe ser importante. Así, recientemente el BCP hizo una donación de S/ 1.5 millones para los damnificados, lo cual sin duda ha sido visto con buenos ojos por la gente y refuerza su imagen como una institución solidaria.

En resumen: es importante saber manejarse adecuadamente de tal modo que la empresa o marca logre consolidar la conexión positiva que tiene con la gente. Y si la empresa o marca no está preparada para ello, mejor que haga su aporte en silencio.

¿Cómo considera usted que se están manejando las marcas en esta coyuntura del Niño costero?

Auspicios