Warehouse Management System: Beneficios de implementar WMS en la nube

Publicado el 13 de Octubre 2015 a las 6:40 PM

La aplicación del WMS en la nube puede facilitar en gran medida la gestión de los procesos operativos en los centros de distribución.

WMS_Almacenes_Principal.jpg

Conocido en español por el término 'Sistema de gestión de Almacenes', un WMS (Warehouse Management System) es un sistema de información que da soporte a la gestión logística dentro de los almacenes. Utilizando herramientas tecnológicas, permite identificar las mercancías y conocer su ubicación, gestionar los recursos para su movilización, organizar el trabajo, eliminar movimientos vacíos, entre otras acciones dirigidas a optimizar los procesos operativos en los centros de distribución. Un WMS contempla el uso de un software de aplicación, hardware, terminales de radiofrecuencia y sistemas de códigos de barras.

La implementación de este sistema requiere de muchos elementos, tales como una infraestructura adecuada y la contratación de profesionales especializados. Por ello, muchas empresas optan por aprovechar los servicios de la nube para reducir costos y tiempos, con el fin de poder acceder, en tiempo real, a la información procedente de toda la red de distribución. 

La implementación del WMS en la nube otorga a las empresas una solución simple y flexible, la cual les permite gestionar todo el proceso de suministro, incluyendo las recepciones, almacenamiento, clasificación, transferencias y reposiciones. Una de las grandes ventajas del uso de este sistema en la nube es que proporciona una rápida retroalimentación sobre la capacidad de la empresa para solventar la demanda. De ese modo, se puede contrastar la visibilidad de los productos, obtener información rápida sobre el estado de los inventarios, visualizar pedidos en proceso y organizar calendarios de producción más eficientes.

Algunas de las gestiones que más se benefician de esta tecnología son:

Gestión de inventarios: Se pueden controlar todos los aspectos del almacén, como las localizaciones, recepciones, envíos, entre otros.

Planificación de stock: Posibilita la reservación desde los pedidos de venta.

Recuento de inventario: Al mantener los datos del inventario en línea, se puede cuantificar con mayor facilidad las unidades y el importe económico de las cantidades que aún se encuentran en trámite de importación o que no han llegado. 

¿Estás interesado en conocer más sobre los beneficios de implementar WMS en la nube? Inscríbete al curso online Gestión de Almacenes y Centros de Distribución del PEE de ESAN.