El liderazgo organizacional ante los cambios del entorno

Publicado el 7 de Noviembre 2016 a las 11:06 AM

Las organizaciones deben enfrentar entornos cada vez más cambiantes. Este reto debe ser asumido por líderes capaces de interpretar la nueva coyuntura e impulsar cambios internos para afrontar con éxito los retos planteados por el entorno.

liderazgoorganizacional_principal.jpg

El célebre filósofo Heráclito de Éfeso decía que "nada es permanente, a excepción del cambio". Todo fluye. Y es que durante las últimas décadas el mundo ha sufrido cambios importantes, los cuales tienen un impacto significativo en la vida de las personas y también de las organizaciones.

La historia reciente nos muestra ejemplos de empresas que en su tiempo fueron pioneras, líderes e innovadoras pero que, ante los cambios cada vez más agresivos del entorno, no tuvieron la capacidad de asumir los nuevos retos y simplemente desaparecieron o su influencia se redujo en sus respectivos sectores.

Así, ya son clásicos los ejemplos de Kodak al claudicar frente a la fotografía digital; el de Nokia, que cedió su sitial como mayor fabricante de celulares en el mundo; y Blackberry, que siendo pionera en el desarrollo de smartphones no supo enfrentar a los nuevos competidores y actualmente se dedica exclusivamente al desarrollo de aplicaciones.

El papel del líder

Las organizaciones requieren de líderes capaces de entender el entorno cambiante y propiciar cambios e innovaciones que permitan adaptarse a la nueva coyuntura. Es preciso también que los líderes formen equipos con esa orientación.

En ese sentido, el líder de estos tiempos debe transmitir su visión a la organización e influir en las personas para transformar las ideas en propuestas concretas y en resultados tangibles. Las organizaciones más exitosas no solo se adaptan al cambio; también son capaces de propiciarlo y moldearlo. Ellas mismas y sus integrantes deben protagonistas del cambio.

Las personas dan vida a las organizaciones. De sus cuyas acciones y decisiones depende también el éxito o el fracaso de la empresa. De ahí la importancia capital del líder como articulador de las relaciones interpersonales al interior de una organización, y de la influencia que pueda ejercer sobre sus subordinados para la concreción de una visión y su transformación en realidad.

Pero la capacidad de adaptarse y generar el cambio no es el producto de la suma de esfuerzos individuales en ese sentido. El líder debe también adaptar la organización y estructurarla de la manera más eficiente a fin de enfrentar los nuevos retos que plantea un mundo cada vez más cambiante. Es decir, la organización debe ser un organismo vivo que se adapta al cambio y lo propicia.

FUENTE CONSULTADA:

Artículo "8 estilos esenciales de liderazgo organizacional", de Hugo Landolfi, publicado por el blog de Liderazgo.uno.

¿Deseas saber más acerca del liderazgo organizacional ante los cambios del entorno? Inscríbete en el curso Liderazgo efectivo: las personas y obra del líder eficaz del PEE de ESAN.