¿Cómo construir un escenario de riesgos, amenazas y vulnerabilidades?

Publicado el 7 de Noviembre 2018 a las 10:01 AM

El escenario será el estudio, representación y análisis de todos los posibles riesgos y amenazas que pueda tener una organización. En base a ello se plantearán cambios, mejoras y capacitaciones.

1500x844_riesgos_amenazas_vulnerabilidad.jpg

La estimación, prevención y reducción de riesgos es la clave para evitar pérdidas y desastres en cualquier empresa. Uno de los pasos para lograr estos objetivos es la construcción de un escenario de riesgos, amenazas y vulnerabilidades. Su objetivo principal es tener una visión global de los riesgos, roles e interacciones para identificar prioridades en la ruta crítica de intervenciones a desarrollar. Para llevarlo a cabo, se deben seguir los siguientes pasos:

1. Elaborar un mapa de riesgos. Con esta herramienta se representa el conjunto de factores de amenazas e identificación de posibles pérdidas. De manera adicional se construye un esquema de relaciones, método con el que se definirán las causas y efectos entre los factores del mapa.

2. Evaluar las amenazas posibles en distintos escenarios para la organización. Para esto se necesita un estudio completo que responda a preguntas como: ¿qué eventos pueden afectar a la empresa?, ¿cuáles son los orígenes de dichos eventos?, ¿han ocurrido anteriormente? Para la evaluación de estas amenazas o vulnerabilidades se consideran tres factores: la frecuencia con la que ocurren, las consecuencias posibles y las coberturas ante ellas.

3. Construcción de los elementos. El siguiente paso es la representación de la interacción con los distintos tipos de riesgo en determinado momento y lugar. Para ello se consideran diversos agentes como los espacios (sectores o áreas en peligro), actores (recursos humanos que desempeñan un rol en cada espacio), roles (la forma en cada uno actúa según su trabajo).

En una compañía del sector minero, por ejemplo, un escenario construido podría ser la excavación por parte de los obreros al pie de una montaña. Los riesgos podrían ser varios, desde caídas, fallas de maquinarias, entre otros.

4. Desarrollar la caracterización del escenario. Para este paso se toman en cuenta tres conceptos:

  • La revisión documental. Se analizan los estudios técnicos y propuestas anteriores para prevenir amenazas y tener una visión mayor sobre lo que podría ocurrir.
  • Gestión del inventario de desastres. Se establece un historial sobre la frecuencia con la que han ocurrido riesgos en el pasado, la reconstrucción de los hechos y cómo esto podría ayudar en ocasiones futuras.
  • Caracterización de la zona de trabajo. Se definen las relaciones con municipios, empresas o autoridades relacionadas para conocer cómo se podría actuar en conjunto con ellos y minimizar los impactos negativos.

5. El análisis de los riesgos. Con toda la estructura anterior, el paso final es analizar con claridad cada uno de los puntos tratados: los estudios, el comportamiento de los actores y sus roles, las posibles respuestas ante desastres y más. En base al análisis se generan acciones de capacitación, cambios en la planificación de prevención y mejoras.

Elaborar un escenario de riesgos, amenazas y vulnerabilidades les permitirá a los ejecutivos minimizar las pérdidas en sus empresas mediante una gestión eficiente de seguridad y salud. La finalidad es prevenir todo tipo de accidentes o desastres y garantizar la estabilidad del capital humano.

Si quieres saber más sobre este tema, participa del Diploma Internacional en Gerencia de Seguridad y Salud Ocupacional de ESAN.

También puedes leer:

Fuentes:

Organización Panamericana de la Salud. Los escenarios de riesgo a desastres. Disaster Info.

INDECI. CENEPRED. Escenario de riesgos.

Atica. Manual de capacitación de actores locales en gestión de riesgos.