Marketing político, una estrategia eficaz de comunicación

user-pic

En las primeras campañas electorales, lo racional, la palabra y la reflexión pesaban más que lo emocional, la imagen y el espectáculo. Hoy sucede todo lo contrario. El manejo de medios también ha evolucionado. Sin embargo, la televisión sigue siendo el medio de comunicación política por excelencia.



Para Luis Arroyo, profesor de la XXIV Semana Internacional de ESAN, la gente se guía más por emociones que por razones. Por ello, una vez se defina la narrativa a emplear, hay que hacerla emocionante y a partir de ahí ponerla en escena. "Si realmente hay una narrativa persuasiva la gente lo entenderá", subrayó.

Auspicios