Logística y sector privado, una relación por fortalecer

user-pic

Son pocas las empresas y universidades que en el Perú reconocen o aceptan los efectos de la aplicación de la logística como apoyo a la gestión de empresas. Por el lado empresarial, sólo las grandes corporaciones y una parte de las empresas medianas conciben a la logística como la columna vertebral de su negocio.

Las pequeñas y medianas empresas que carecen de una dirección funcional de la logística generalmente suelen ser controladas o administradas por grupos familiares, los que normalmente se abstienen de considerar la gestión logística dentro de sus esquemas de operación o si cuentan con ella es a un nivel simple o primario. Esta es una norma general, existiendo por supuesto honrosas excepciones.

Por otro lado, no existen muchos profesionales altamente calificados en logística. Mayormente, las universidades e institutos superiores suelen ofrecer pequeños cursos integrados en los temas industriales. Solamente encontraremos cursos superiores y con un tratamiento profundo del tema en el ámbito de postgrado y magíster, dictados en instituciones de alto nivel.

En cambio, en Chile, la logística se ha consolidado al punto de convertirse en sí misma en una oferta exportable no tradicional. Un claro ejemplo es ProChile, ente gubernamental que promueve la exportación de servicios chilenos, entre los que destaca especialmente la logística, estimulando a los estudiantes y a los jóvenes profesionales de su país a especializarse en esta materia. Y su lema es: "Exportar logística made in Chile".  

Así, el 60% del PBI del vecino país del sur proviene de la logística y los servicios. Un resultado de esto es que en Chile podemos encontrar cada 100 metros a un especialista en logística internacional, pero en Perú encontraremos a un experto cada 100 kilómetros.

Nuestro país se encuentra rezagado en la aplicación de la logística. Si le diéramos a esta especialidad la importancia debida, tanto en el ámbito académico como en el empresarial, podemos estar seguros que alcanzaríamos un nivel de desarrollo mucho más elevado que el actual. Sin temor a equivocarme diría que asumiríamos el liderazgo del desarrollo económico en la región latinoamericana.

La tarea de avanzar en este campo no sólo es responsabilidad del gobierno de turno sino de todos nosotros: empresas privadas, municipalidades, gobiernos regionales, gremios, cámaras de comercio, organismos públicos y privados, universidades y colegios profesionales.

La  logística  puede  contribuir  en lograr un rápido desarrollo de nuestro comercio exterior y mejorar la competitividad nacional. Sin un buen Plan Nacional Logístico, a pesar del esfuerzo que realice el gobierno en inversiones en infraestructura y los municipios y regiones del país en tratar de reordenar el transporte carretero, poco será el avance que se pueda lograr en mejorar nuestra logística nacional y por consiguiente en mejorar nuestros costos logísticos si no se crea dicho plan en el menor tiempo posible.

¿Comparte usted la opinión del profesor Caballero? ¿Cómo hacer para que el sector privado se comprometa en el desarrollo de la logística en el Perú?



Esta entrada contiene un artículo de:
José Caballero Jesús
Profesional en Negocios Internacionales con Post grado en Logística Internacional. Reconocido en el ámbito empresarial y público por la amplia experiencia y conocimiento en las áreas de transporte internacional, administración, comercio exterior, logística internacional, compras locales e internacionales, etc.
Profesor de la Maestría en Supply Chain Management de ESAN
Auspicios