Logística y competitividad

user-pic

Si el Perú tiene algo de competitividad es por calidad, pero ¿cuánto ayudaría si los costos logísticos bajaran para tentar también ser competitivos en precio? ¿Cuánto ayudaría a la inclusión social que se pudiera exportar más o que hubiera mayor intercambio entre las distintas regiones del país?

Según declaró Gladys Triveño, ministra de la Producción, al diario El Comercio, en el Perú los costos logísticos representan un promedio de 34% del valor real del producto, a diferencia de otros países de América Latina, que se sitúan en un promedio de 24%. Esta es una pésima noticia porque se resta competitividad al país.

La competencia se da por dos razones: precio o calidad. Si el Perú tiene algo de competitividad es por calidad, pero ¿cuánto ayudaría si los costos logísticos bajaran para tentar también ser competitivos en precio? ¿Cuánto ayudaría a la inclusión social que se pudiera exportar más o que hubiera mayor intercambio entre las distintas regiones del país?

Los costos logísticos son aquellos vinculados a la movilización de la materia prima para la producción de bienes y de estos hacia el mercado consumidor donde pueda ser comercializado.

En relación con lo informado por la ministra, es de esperarse que el Ejecutivo comience a tomar acciones apropiadas para que este costo logístico se reduzca. Por ejemplo, reducir el Impuesto Selectivo al Consumo que se aplica a los combustibles y el arancel al petróleo, que encarecen los fletes.

Estos últimos, en el caso de los productos agrícolas, los termina pagando no el consumidor final sino el productor, debido a que en la formación de los precios no entran los costos, sino la competitividad de los productos que pueden ser importados a menor precio y que, en muchos casos, o tienen subsidios en su origen o simplemente no tienen los sobrecostos, como es el caso del combustible en el Perú.

sumillas_cardenas_logistica.jpgEs la opción de importarlos la que marca un tope hasta donde pueden llegar los precios de la producción interna, por lo que el mayor costo del flete lo termina pagando el productor nacional y no el consumidor.

Por otro lado, si bien se ha mejorado la infraestructura vial terrestre, todavía subsisten vías en mal estado o congestionadas y todo eso encarece la logística para el aprovisionamiento de materias primas o para el intercambio de productos entre las diversas regiones, algunas de las cuales simplemente están incomunicadas.

Lo que llama aquí la atención es que no se realicen las inversiones en infraestructura, previstas ya en los presupuestos. Por lo que se requiere con urgencia tomar medidas para corregir esa situación que contribuye a elevar esos costos logísticos.

¿Qué medidas debería tomar el Ejecutivo para reducir drásticamente los costos logísticos?



Esta entrada contiene un artículo de:
Jorge Cárdenas
Magíster en Administración por ESAN. Ingeniero Civil, UNI. Consultor Internacional del PNUD, Jefe Equipo Consultores del BID-INTAL, Jefe Departamento Integración Física de Junta del Acuerdo de Cartagena, Experto en Transportes de Agencia Canadiense para el Desarrollo. Vice Ministro de Integración.
Auspicios