Ante la caída de la recaudación, medidas simplistas: la misma receta de siempre

user-pic

Como respuesta a la menor recaudación del Fisco, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) viene aplicando medidas tributarias para generar más recursos, como el Impuesto Selectivo al Consumo o el sistema de percepciones. Pero ¿quiénes son realmente los beneficiados? Veámoslo.

medidas_tributarias.jpgDesde hace dos meses vemos cómo la recaudación tributaria sigue cayendo, y ante la preocupación fiscal (dado que el gasto corriente del gobierno sigue aumentando) se han adoptado dos medidas tributarias efectistas, sin tomar en cuenta el impacto real que estas acciones van a tener:

1. Aumento de impuestos sencillos de recaudar.  El más sencillo es el Impuesto Selectivo al Consumo (porque solo se grava al productor o al importador, y son pocos) y uno de los rubros menos controversiales políticamente: el licor.

Esta medida sería mucho menos controversial técnicamente, si la informalidad y el contrabando, que controlan la mayor parte de este sector, no fueran los directamente beneficiados.

En efecto, en el mercado de licores hay un sector formal, que cumple con normas de calidad, laborales y que paga sus impuestos y que es fiscalizado, pero hay un sector de producción informal que no cumple con normas de calidad, ni laborales, y por supuesto no paga impuestos y nadie los fiscaliza; y por otro lado, está la enorme parte del mercado controlado por el contrabando, cuyos precios llegan a ser menos del 40% del precio del mercado formal.

Basta con que usted compare precios de licores en un supermercado y en los centros comerciales informales, como Polvos Azules, frente a la Sunat.

Ante una realidad tan obvia, si el gobierno sube impuestos a los formales y no ataca la informalidad y el contrabando, lo que está haciendo en el fondo, es promover la informalidad y el contrabando.

2. Ha aumentado el adelanto de impuestos.  En efecto, han aumentado los bienes sujetos a percepción del IGV, y han nombrado más de 1,400 nuevos agentes de  percepción.

sumillas_picon_medidas_tributarias.jpgHay que recordar que el sistema de percepciones consiste en que el vendedor de productos, que podría entrar en cadenas de comercialización informales, adelanta el IGV de la siguiente etapa, recargando al precio un monto que le entregará a la SUNAT a cuenta del IGV que pagará su cliente.

Este sistema puede generar dos efectos:

  • Efectivamente puede atacar la informalidad.
  • Pero aplicada a formales genera sobrecostos financieros que podrían reducir fuertemente la competitividad de la empresa percibida.

Cuando se dan medidas presionadas por la caída de la recaudación, dudosamente se mide el impacto real de lo que se está haciendo.

¿Qué acciones debe tomar el gobierno para recaudar más y aumentar la base tributaria?



Esta entrada contiene un artículo de:
Jorge Picón Gonzáles
Abogado - Universidad de Lima. Magíster en Administración - ESAN. Doctorado en Derecho Empresarial - Universidad de Sevilla. Socio de Picon & Asociados, Asesores Tributarios. Se ha desempeñado como Intendente Nacional Jurídico y Gerente de Procedimientos Tributarios en la SUNAT. 
Auspicios