Claves para el crecimiento y la revaloración de empresas familiares

user-pic

Las empresas familiares prosperan en el mundo. En los EE.UU., el 40% de las empresas que figuran en la lista de Fortune 500 son familiares Sin embargo, en el Perú su situación se torna complicada. Esto debido a que sus administradores no poseen los conocimientos necesarios para gestionar el crecimiento y revalorización del patrimonio familiar.

negocios_familiares.jpgLos especialistas en el tema indican, aunque para la mayoría de nosotros sea sorprendente, que a nivel internacional, más del 93% del total de empresas son de propiedad familiar. Solo en los EE.UU., el 40% de las empresas que figuran en la lista de Fortune 500 son familiares. Mientras tanto, en América Latina casi todos los grandes grupos empresariales son de propiedad familiar.

¿Cuál es la situación en el Perú? En nuestro país se estima que el 93% de las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) quiebran. La mayor parte del 7% restante no logra ir más allá de la tercera generación. La principal causa de la "alta mortandad" de las empresas familiares es que sus dueños y directivos toman muy tarde, o sencillamente no toman, las decisiones adecuadas para asegurar la continuidad del negocio, perdiéndose la propiedad o desapareciendo la empresa.

La empresa familiar tiene características que le permiten surgir de la nada gracias al sacrificio familiar; a largas jornadas de trabajo que incluye un esfuerzo que no tiene más remuneración que el alimento de casa; al empleo los bienes de la familia en el negocio, y a valores intrínsecos como la lealtad y la perseverancia que permiten tener fortaleza para cuando se presentan crisis económicas.

Sin embargo, en épocas de crecimiento económico, como ocurre en los últimos años en el Perú, paradójicamente las empresas familiares son más susceptibles a quebrar o desaparecer.  Cuando los clientes aumentan los pedidos, muchas veces se genera desorganización y pérdida de control, lo que lleva finalmente a la desaparición de los negocios. Y esto se viene sucediendo principalmente fuera de Lima, en las regiones que están creciendo.

¿Por qué ocurre esto? Atender la demanda creciente de los clientes obliga a contratar personal ajeno a la familia fundadora (sin los valores y lealtad de ellos); se requiere invertir en capital de trabajo que incluye bienes, equipos, herramientas; aparece la competencia, y el crecimiento obliga a formalizarse, pagar tributos, cumplir formalidades. Nuestros creativos congresistas, la SUNAT, entre otros, generan cambios que deben ser analizados, y evaluados adecuadamente para tomar decisiones estratégicas y operativas, que permitan adaptarse a ellos en forma eficiente.

Ante este contexto, es necesario transmitir a los propietarios-accionistas, así como a sus empleados y ejecutivos, conceptos económicos y financieros, experiencias y conocimientos que permitan incrementar la rentabilidad y el valor de las empresas familiares. Se requiere que los responsables de este tipo de negocios puedan tomar las decisiones adecuadas para la continuidad o revalorización del patrimonio familiar: tamaño económico de lote, economías de escala, vida económica útil, contratos y compras de largo plazo, la ley de Pareto, análisis de costos fijos y variables, determinación de precios, gestión de riesgos, sistema de indicadores, el  ciclo de vida, fuentes de financiamiento y el apalancamiento necesario para continuar creciendo y prosperar.

negocios_familiares_sumillas.jpgPor otro lado, es importante medir la rentabilidad del negocio, tanto por las utilidades o liquidez que genere como por el valor de sus bienes y de sus activos. Aquí, es común el ejemplo de la familia que subsiste a duras penas en su negocio cuando su inmueble, activos o su terreno tienen un alto valor que les permitiría  vivir holgadamente el resto de sus días. Incluso cuando se hace el análisis y se determina alternativas estratégicas muy rentables, los sentimientos, el nombre de la familia influye en la decisión a tomar.

Es propicio reflexionar sobre este tema, porque en algún momento de nuestra vida tomaremos la decisión de ser nuestro propio jefe y formar un negocio propio. Espero que esto no lo hagan muy pronto, sino cuando estén preparados, con experiencia y conocimientos. Yo les digo a mis alumnos que aprendan a gestionar un negocio con la plata ajena (trabajando para otra persona), y que no arriesguen la suya sin estar preparados (aunque el gobierno y las instituciones educativas digan lo contrario e impulsen a los jóvenes recién egresados a ser emprendedores  y tener su negocio propio lo cual destruye valor, los ahorros familiares, y alimenta ese 97% de fracasos de las PYMES).

¿Cuáles son las acciones que se deberían tomar, ya sea desde el Estado o de las mismas organizaciones de negocio,  para lograr una mayor supervivencia de las PYMES?



Esta entrada contiene un artículo de:
Enrique Cárcamo Cárcamo
MBA, ESAN, Diploma en Gestión y Dirección de Empresas, PUCP. Ingeniero Civil Colegiado,  PUCP. Consultor especializado en procesos de concesión de infraestructura. Amplia experiencia en el sector transportes.
Profesor del curso Project Finance perteneciente a los Programas Online de ESAN.
Auspicios