Ocho propuestas para impulsar el comercio en la Comunidad Andina

user-pic

Aunque ha sido calificada en múltiples oportunidades como uno de los procesos de integración más empantanados y lentos, la Comunidad Andina ha logrado avances importantes en materia de integración regional. A continuación, sepa qué se ha conseguido y cuál es la agenda pendiente.

CAN_PRINCIPAL.jpg

La Comunidad Andina (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú) es una asociación de países que se unen voluntariamente con el objetivo de alcanzar un desarrollo integral y procurar una mejora sostenible en el nivel de vida de sus habitantes, mediante la integración regional y cooperación económica, con miras a la formación gradual de un mercado común andino.

La razón de ser de los procesos de integración regional, como el de la Comunidad Andina (CAN), es esencialmente afrontar mejor las ventajas y desafíos de la apertura comercial, en donde la unión de fuerzas minimice los riesgos y maximice las potencialidades de cada uno de sus miembros.

Lamentablemente la CAN ha sido calificada en múltiples oportunidades y por varios estudiosos de la política exterior como uno de los procesos de integración más empantanados y lentos.  

Sin embargo, y a pesar de que los países miembros presentan una gran diversidad cultural, étnica y lingüística, económica y política, debemos reconocer que el proceso ha logrado avances importantes y que, por consiguiente, los esfuerzos para mantenerla activa han dado resultados positivos para los países que integran el acuerdo. 

sumillas_CAN.jpgEn este sentido, y pese a algunas perforaciones, existe un "Arancel Externo Común" que ha permitido multiplicar el intercambio comercial subregional (el comercio regional es importante porque tiene mayor valor agregado y genera mayor participación de las Pymes). Asimismo, los avances en temas de desgravación comercial son otra consecuencia del bloque que se mantiene en el tiempo, a pesar de los cambios en los contextos políticos de sus países miembros.

En cuanto a la agenda pendiente para impulsar el comercio andino podemos anotar:

  1. Trabajar intensivamente para perfeccionar la unión aduanera toda vez que subsisten numerosas excepciones en su aplicación. Para llegar a cumplir este objetivo se requiere un compromiso al nivel más alto y medidas de facilitación aduanera.
  2. Fortalecer el Sistema Andino de Sanidad Agropecuaria y el establecimiento del Sistema Andino de Inocuidad de Alimentos. Por lo menos, el real reconocimiento de certificaciones de conformidad y registros sanitarios entre los países miembro.
  3. Impulsar y fortalecer los Centros Binacionales de Atención en Frontera y la implementación del control integrado de fronteras.
  4. Debido a la proximidad de las elecciones en Perú, no se puede dejar de mencionar al Parlamento Andino. Se debe adecuar su normativa, ampliar sus funciones y agenda para asegurar la continuidad y relevancia de sus labores.
  5. Revisar, ordenar y sistematizar el marco institucional y legal, así como el sistema de solución de controversias (Tribunal de Justicia).
  6. Ampliación de mercados a otros bloques comerciales o de integración. Por ejemplo, trabajar en plataformas andinas para llegar a los mercados de Asia y  en atracción de inversiones como región.
  7. Diseñar el "Destino Turístico Andino" para promoverlo dentro y fuera de la Región y bajo una identidad común. Se deberá trabajar para ofrecer un producto que incluya los principales atractivos turísticos de los países miembros.
  8. Desarrollar y modernizar el sistema andino de integración e interconexión física (terrestre, aéreo, acuático, ferroviario y multimodal). Si bien el IIRSA ha significado un gran avance en la infraestructura para el comercio de bienes, todavía existen temas pendientes, entre los más urgentes se encuentran crear facilidades de acceso a puertos, los servicios de logística de transporte; así como consolidar el Sistema Andino de Carreteras.

Debemos enfatizar que los procesos de integración son dinámicos y esto permite llegar a avances significativos, para luego muy posiblemente caer en momentos en los que el proceso se desacelera o, peor aún se estanca momentáneamente. Es por este motivo que se debe mirar el proceso de integración andino en un contexto específico, proyectando diversos escenarios futuros en el que la tarea o agenda interna sin duda es compleja y basta.

Pregunta para los lectores: ¿Qué otras propuestas plantearía para impulsar la Comunidad Andina?



Esta entrada contiene un artículo de:
María Rosa Morán
MBA, ESAN y ESADE. Master in European Human Resources Management, Ecole de Management de Lyon, Francia. Abogada, PUCP. Actualmente es consultora para instituciones y organismos internacionales europeos en temas de comercio exterior, negociaciones e integración comercial.
Profesora del MBA de ESAN
Auspicios