Los problemas de salud del Perú, ¿cómo curar una enfermedad?

user-pic

Para solucionar los problemas que el sector salud afronta en el Perú es usual que uno se pregunte qué es lo que hace falta para mejorar. Si bien en la última década el presupuesto de salud ha incrementado, las condiciones y la calidad de los servicios no han mejorado de manera sustancial, al contrario, en algunos indicadores se ha retrocedido. Entonces, ¿qué es lo que falta?

1500x844_salud.jpg

Aunque los recursos no sean infinitos ahora hay más dinero disponible. Una y otra vez se escucha repetir a especialistas que el problema es la corrupción, pero hasta la fecha no hay acciones concretas.  Otro problema que se afronta es la falta de gestión, pero esto ocurre porque no tenemos a los mejores. Hay en el Perú profesionales con la experiencia y capacidad suficiente, pero el sector público no le brinda las condiciones que lo hagan lo suficientemente atractivo. Al contrario, muchas veces este sector dificulta la participación del profesional y por ende evita que este ponga en marcha los cambios que se necesitan con urgencia.

Entonces, ¿por dónde empezar? Hay que crear las condiciones necesarias para los mejores profesionales para lo cual se necesitan tres cosas.

1) Voluntad política.

2) Un líder con respaldo para efectuar los cambios.

3) Un equipo con el cuál llevar adelante las acciones.

La tercerización como solución

Ante la dificultad de cambiar y crear las condiciones antes mencionadas, siempre se habla de privatizar o de tercerizar las actividades en las que el Estado en el sector salud no tiene las capacidades. Pero, ¿será la solución? En teoría parece que podría solucionar con rapidez los problemas, pero hay un detalle que no se tiene en cuenta y por lo cual esta alternativa fallará, y es que se necesita profesionales capacitados desde el sector para guiar el proceso, poner los indicadores y controlar el tiempo.

Es como saber que frente a una apendicitis se tienen que operar, pero no se reparó en que se necesitan ciertos materiales, instrumentos o personal necesario para llevar a cabo la intervención. Todo cuenta, si el personal de limpieza no mantiene las condiciones adecuadas la sala de operaciones, el procedimiento fallará tarde o temprano.

Listado de problemas y escala de prioridad

La lista es larga: falta de personal, falta de competencias, mala distribución de especialistas en el país, falta de medicamentos e insumos, malas condiciones de los establecimientos, equipos malogrados, falta de protocolos médicos, corrupción, etc. Ante los varios problemas resulta obvio que no se pueden solucionar todos a la vez por lo que es importante priorizar. Para ello se debe elegir aquello que sea lo más grave y aquello cuyas acciones tengan mayor impacto en el corto plazo, después se puede seguir con otros problemas y acciones a mediano y largo plazo.

¿Cuáles son las medidas de gran impacto en el corto plazo?

1) Mejorar el recurso humano es decir, la gestión de personal con manejo de cambios y de crisis.

2) Abastecimiento de medicamentos e insumos, con todas las herramientas que existen no es posible que no se tenga una distribución adecuada.

3) Poner como estrategia la atención primaria de salud, tener centros de primer nivel modernos con capacidad resolutiva con una gestión flexible que piense en los pacientes primero y no en la oferta.

Estas tres medidas ponen al paciente, en general a las personas, en primer lugar. Además, se organiza según las necesidades reales de ellos y no al revés. Se debe dejar de pensar en la oferta de salud si es que se quiere cambiar.



Se debe tener claro que así la norma o ley sea la mejor que se elabore, ningún cambio será real sino se involucra al personal de salud y a los administrativos.

La importancia de las personas, más allá de los sueldos

La mayoría del personal que trabaja en el sector salud, médicos, enfermeras, obstetras, administradores, son profesionales con ganas de que su trabajo sea mejor y que en él mejore la salud de las personas. Existen también aquellos que no quieren que haya ningún cambio, pero son la minoría, por lo que su presencia no debe ser un factor que  genere mayor influencia. Se debe tener claro que así la norma o ley sea la mejor que se elabore, ningún cambio será real sino se involucra al personal de salud y a los administrativos que trabajan en los establecimientos de salud. Existen y son muchas las herramientas para gestionar al personal, entonces ¿que esperamos para utilizarlas?

¿Qué tan rápido se soluciona el abastecimiento de medicinas?

El problema de abastecimiento de medicamentos se puede solucionar en tres meses, si, solo tres meses. Se sabe lo intrincado que resulta es sector público y de los muchos pasos que son necesarios, pero hay dos temas importantes a tratar. El primero es las compras, que deben hacerse según un calendario y presupuestos. Ya existen los medios para comprar mejor y de manera más eficiente. El segundo tema es la distribución, este es el mayor problema. Faltan medicamentos e instrumentos de un tipo y sobran de otro o no llegan a dónde deberían llegar y hasta se vencen. La buena noticia es que este problema se puede solucionar antes que el anterior.

Sincerar el concepto de atención primaria en el primer nivel de atención

Se ha vuelto costumbre pensar en la oferta, en las enfermedades o en los equipos antes que en la demanda, que son las personas, tanto sanas como enfermas. Como se sabe, el gasto de salud se incrementa y con el cambio poblacional no habrá presupuesto de salud que solvente los gastos. ¿Cuál es la alternativa? Darle prioridad a las actividades promocionales y preventivas en el primer nivel, tanto actividades intramuros, dentro del establecimiento de salud y extramurales, domicilio, lugar de trabajo, comunidad. Esta estrategia es costo -eficiente y se podría lograr al reducir los tiempos de espera para obtener una consulta, una radiografía o una cirugía. Así se soluciona el 80 % de los problemas de este nivel. Existen herramientas para lograrlo, la buena noticia es que es así.

Auspicios