¿Cómo diseñar un proyecto de implantación Lean en una compañía?

user-pic

Para optimizar la gestión, mejorar los procesos, agilizar los tiempos, entre otros beneficios, una organización debe realizar un proyecto de implantación Lean a través de tres pasos claves.

1500x844_lean_organizaciones.jpg

De acuerdo con una encuesta de Deloitte, desde el 2014, el 79 % de las empresas con un alto rendimiento en Lean Supply Chain logran ingresos superiores a los del promedio en su industria. En este contexto, es importante implementar la herramienta Lean, la cual está diseñada para la mejora en los procesos y la gestión de una compañía.

Ya sea en el área de manufactura, logística y, en general, en toda organización, es conveniente eliminar todo lo que no brinde valor agregado. "Las empresas, dentro de una estrategia de competitividad y tanto para optimizarse como incorporarse en los conceptos de transformación digital, agilizan sus procesos a través del enfoque Lean". Así lo señaló Eddy Morris, profesor del  Diploma Internacional en Lean Supply Chain and Logistics Management en ESAN.



La incorporación de estrategias Lean impactan significativamente en los resultados integrales que ofrece una compañía.

Esto permite analizar todo lo que represente desperdicios -como los tiempos de espera innecesarios- para posteriormente eliminar estos factores. Los beneficios que se obtendrán varían desde agilizar los procesos, optimizar la calidad de los productos, disminuir las quejas y reclamos, entre muchos otros, señaló el especialista.

El paso a paso de un proyecto de implantación Lean

1. Conocer los objetivos de la compañía. Por ejemplo, un negocio puede solicitar que, a nivel estratégico, haya una reducción de costos. También puede estar orientado a mejorar los tiempos de fabricación de productos, o bien otra meta. "Este paso es relevante para conocer el alcance del método Lean", afirmó Morris.

2. Identificar quiénes son los clientes y sus expectativas. "La organización necesita comprender este aspecto, a través del recojo de información del usuario sobre, por ejemplo, los tiempos de demora, las quejas, etc.", sostiene el experto. A partir de ello, se realiza un flujograma: un gráfico en donde se identifican, colocan y evalúan qué aspectos representan desperdicios de la empresa que serían eliminados.

3. Evitar la resistencia al cambio. "La implantación es un proceso complicado porque muchas empresas tienen resistencia al cambio", dijo Morris. Para evitar inconvenientes relacionados a este aspecto, se deben considerar cuatro puntos:

· Los conceptos Lean deben estar claros.

· Se debe contar con una metodología para realizar un trabajo de innovación con Lean.

· Evitar la resistencia al cambio, a la eliminación o replanteamiento de actividades, gracias a la capacitación de los colaboradores involucrados en la compañía.

· Considerar el apoyo de la alta dirección. Esto es fundamental, ya que se deben tomar decisiones importantes respecto a la implantación y a todo lo que se eliminará.

Morris indicó que se requiere un cambio en la cultura de la empresa, así como una gestión y sensibilización en la plana laboral, para implementar procesos nuevos. "Es por ello que, en las firmas en donde se ha trabajado el enfoque de Lean Supply Chain o Lean Logistics, se ha tenido que realizar un trabajo de gestión del cambio", señala el académico. El fin ha sido poder sensibilizar, paralelamente, a los actores para que asuman que habrá variaciones en la organización.

La incorporación de estrategias Lean impactan significativamente en los resultados integrales que ofrece una compañía. Así se mantiene un valor diferencial sostenido que asegura el crecimiento de la empresa.

Auspicios