La Libertad: Cómo impulsar la internacionalización de sus empresas

user-pic

En el 2020, y pese a la pandemia, la región de La Libertad registró un récord histórico de ventas por USD 3200 millones, lo que representó un crecimiento del 12 %. Las empresas deben aprovechar este despegue para impulsar su internacionalización.

1500x844_internacionalizacion_negocios_trujillo.jpg

La Libertad se ha posicionado como una de las principales regiones exportadoras del país, ya que contribuye con el 7.8 % de los envíos al exterior. En los últimos cinco años, exportó, en promedio, USD 2800 millones. Esto representa un crecimiento del 4.5 % y se encuentra por encima del crecimiento promedio del país. Sin embargo, en el 2020, y pese a la pandemia, logró un crecimiento del 12 % respecto al año anterior, lo que significa USD 3200 millones en ventas. 

La Libertad también tiene la ventaja de que el 50 % de sus exportaciones son no tradicionales: la mitad corresponde al sector agroindustrial y el 42 %, a la minería aurífera. Entre las empresas destacan las mineras Poderosa (15 %), Aurífera Retamas (8 %) y Minero Horizonte (7 %), así como las agroindustriales Camposol (7 %), Danper Trujillo (6 %) y Virú (5 %). Estas exportaciones tienen 50 destinos, sobre todo Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea. Las empresas locales deben aprovechar este escenario para mejorar la calidad de sus productos y consolidar su internacionalización. 

Beneficios y ventajas

Por lo general, las empresas exportadoras tienen un mejor balance entre el riesgo y la rentabilidad, porque ante la caída del mercado doméstico, tienen otros mercados de exportación para amortiguar y hasta recuperar las ventas. En Trujillo tenemos el caso de la industria del calzado que fue muy golpeada por la pandemia, debido a la caída del mercado de la capital.

MBA_Banner-720x200-v2.png



Este escenario revela el grado de exposición y vulnerabilidad de la industria del calzado, precisamente por la falta de una mayor participación de exportación en las ventas. Una situación contraria se observa en la agroexportación, que creció un 18 % porque su orientación netamente exportadora le permitió absorber la caída del mercado doméstico. ¿Pero qué se necesita para dar el salto al mundo? La respuesta es calidad. 

Calidad de productos y servicios

Cuando hablamos de nivel de calidad, debemos tomar en cuenta que quien decide los requisitos es el cliente y dependerá de cada mercado país. Entonces, las empresas deben esforzarse por determinar las exigencias de sus clientes en el país objetivo. Una precisa y detallada comunicación con el cliente será fundamental para establecer los requisitos técnicos, funcionales, estéticos y de empaque. 

Un error al precisar los requisitos puede llevar a devoluciones, sobrecostos de reparación y hasta la pérdida de clientes.  Otro factor crítico es la capacidad para adaptarse a la cultura y las costumbres del país de destino. Eso dependerá del ingreso, la permanencia, el crecimiento en ventas y la rentabilidad del negocio. 

Opciones de internacionalización

La región tiene enormes oportunidades de continuar su crecimiento en agroexportación si se consolidan las áreas de cultivos pequeñas en terrenos más extensos que permitan lograr volúmenes y economías de escala para la exportación. Otra industria prometedora, pero que aún no logra consolidarse es la exportación de calzados, ya que tiene el mismo problema de las pequeñas empresas que requieren unificarse para brindar una oferta exportable de volumen atractiva para mercados foráneos. 

De la misma manera, la oferta gastronómica regional es muy variada y con un gran potencial para internacionalizarse. En este caso, los empresarios tendrían que desarrollar franquicias o emprender con locales propios o en sociedad con empresas del país de destino. La marca país puede respaldar las iniciativas gastronómicas con mucho éxito.    

Perfil gerencial

El primer problema que enfrentan los ejecutivos para internacionalizarse es el miedo a lo desconocido. La capacitación que brindan escuelas de negocios como ESAN, a través de su MBA, les ayuda a perder ese miedo escénico a otros países, porque el conocimiento que recibirán les permitirá comprender mejor el proceso para internacionalizar sus negocios y conocer los factores críticos de éxito que deberán tomar en cuenta para evitar errores. 

Otro aspecto importante es el factor cultural, que es diferente en cada país, por lo que se requiere ser capaz de adaptarse a la cultura del país de destino. Una educación gerencial de primer nivel y multicultural les permitirá cambiar el paradigma mental hacia una cultura más global, comprensiva y adaptativa. Sin duda, la experiencia formativa de 58 años de ESAN ayudará a que el ejecutivo alcance esa transformación cultural que le permita tener éxito al ejecutar estrategias de internacionalización. ¿Tu empresa ya exporta? Cuéntanos tu experiencia.

Referencias: 

Ministerio de Comercio Exterior y Turismo. (2021). Reporte comercial regional La Libertad Anual 2020. 

Chen, J., Sousa, C. M., & He, X. (2016). The determinants of export performance: a review of the literature 2006-2014. International Marketing Review. 

Auspicios