¿Cómo diseñar un mensaje efectivo en la empresa?

Publicado el 20 de Marzo 2016 a las 5:26 PM

Una comunicación clara y precisa contribuye a que los equipos de trabajo sepan hacia dónde va la organización y a incrementar la productividad en la empresa.

mensajeempresa_principal.jpg

Para las organizaciones resulta vital comunicar internamente en forma efectiva, de tal modo que se eviten los malentendidos, las prioridades inadecuadas, las órdenes confusas, los esfuerzos duplicados, la falta de comprensión de las metas, o las conocidas excusas como "yo pensé..." o "yo no sabía que...". Estas situaciones generan un clima organizacional confuso y poco productivo.

Comunicar efectivamente es una de las características más importantes entre los líderes exitosos. Un primer mensaje efectivo debe ser la visión del líder o de la empresa en sí, lo cual permite que los equipos de trabajo se den una idea del futuro que se quiere para la organización en la que laboran y cómo ellos pueden contribuir a estos fines.

Así, un mensaje efectivo debe tener las siguientes características: ser preciso, relevante y sincero, además de creíble y que no se preste a confusiones. Un mensaje efectivo provee, además, sentido de dirección en la organización. Y aunque existe una tendencia de presentar ideas mediante estadísticas, gráficos o vídeos, el momento actual exige que los líderes sepan "vender" sus ideas para captar el interés de todos en el interior de la empresa.

Entonces, podemos señalar tres características para diseñar un mensaje efectivo en el interior de una empresa: claridad, precisión y asertividad. En el primer caso, se trata de dar un mensaje que puedan entenderlo todos, dejando de lado las palabras rebuscadas o los tecnicismos. Luego, para ser concreto, se debe decir mucho en pocas palabras. Finalmente, ser asertivo significa expresarse de manera adecuada, sin llegar a extremos como la agresividad.

Para construir un buen mensaje, el ejecutivo también debe tener claro que se debe reconocer y superar una serie de situaciones complejas, incluyendo obstáculos, que afectan todo proceso de comunicación. Algunas de dichas situaciones son:

  • El efecto del mensaje en el receptor es el indicador que mide los resultados de la comunicación. Es preciso determinar el efecto de cada mensaje emitido.
  • Una mayor identificación del receptor con el emisor permitirá que haya una mejor intención de entender el mensaje. Para ello no basta con emitir el mensaje; previamente hay que generar el clima adecuado para que se dé la predisposición de los colaboradores a identificarse con el mensaje.
  • Creer que los mensajes que se dan son claros para todo el mundo.

Para evitar caer en estas dificultades, los líderes de la empresa deben tomar en cuenta elementos como la formación grupal, el coaching y la retroalimentación.

¿Quieres conocer más sobre los mensajes efectivos? Inscríbete en el Diploma Internacional en Habilidades Directivas de ESAN.

FUENTES CONSULTADAS:

América Economía: