¿Cómo diseñar una excelente cultura organizacional?

Publicado el 12 de Febrero 2018 a las 1:19 PM

En una empresa, la cultura organizacional no debe ser permanente ni rígida, ya que se compone del cúmulo de creencias, costumbres y hábitos de todo el equipo que la conforma.

1500x844_cultura_organizacional.jpg

La cultura organizacional comprende los valores compartidos por las personas dentro de una compañía. Stephen P. Robbins, profesor emérito de administración en la Universidad Estatal de San Diego, y escritor ampliamente conocido por sus investigaciones en gestión y comportamiento organizacional, asegura que la cultura desempeña numerosas funciones dentro de la empresa.

La primera de ellas es la definición de fronteras, esto es "crear distinciones entre una organización y las demás", según Robbins. El especialista señala que la cultura también "transmite un sentido de identidad a los miembros de la empresa, facilita la generación de un compromiso con algo más grande que el interés personal de un individuo, e incrementa la estabilidad del sistema social".  Asimismo, sirve para distinguir a una compañía de sus competidores y funciona como un mecanismo de detección y control.

A continuación, presentamos los principales pasos para diseñar una cultura organizacional sólida que, pueda llevar a tu empresa al éxito.

1. Conforma un equipo comprometido

Toda organización busca integrar, dentro de su plantilla de trabajadores, a personas dispuestas a comprometerse con la identidad corporativa. Sin embargo, suele suceder que pocos son los empleados que "se ponen la camiseta".

La filosofía de la empresa, esa que se conoce como misión, visión y valores, debe trascender las barreras del papel para cohesionarse con la gente. No debe ser solo un conjunto de normas y objetivos impuestos. Por el contrario, tiene que transformarse en una serie de creencias que motive e inspire el comportamiento de cada trabajador dentro de la organización.

La cultura organizacional sirve de marco de referencia a los miembros de la empresa y determina las pautas acerca de cómo las personas deben conducirse en la misma. Una manera de lograr lealtad, orgullo y sentido de pertenencia en los empleados es compartiendo los sueños del fundador desde el corazón y no desde la lógica y los números.

Los ejemplos más claros de compañías con una excelente cultura organizacional basada en un equipo de trabajo comprometido son Disney, Microsoft y Apple. En todos estos casos, los fundadores de las mismas -Walt Disney, Bill Gates y Steve Jobs, respectivamente- compartieron su cultura personal y filosofía de vida con sus colaboradores. De esta manera posibilitaron la creación de una sólida cultura organizacional que llevó al éxito de sus empresas.

2. Permite que el personal participe en su diseño 

La cultura organizacional no puede ser estática, tiene que adaptarse a los nuevos tiempos y actualizarse. Al estar compuesta por el cúmulo de creencias, principios y comportamientos de todo el equipo que conforma la empresa, el personal debe ser partícipe de su redefinición. Solo así se podrá integrar exitosamente la cultura en todos los departamentos y áreas de la organización.

3. Fomenta un ambiente conversacional

Es importante poner atención al lenguaje que usan las personas dentro de la empresa para comunicarse. Las conversaciones, en todos los niveles de la organización, deben ser un reflejo de su cultura corporativa.

Una forma adecuada de "controlar" el ambiente conversacional es el respeto. Por ejemplo, se tiene la situación hipotética de un trabajador que se queja o habla mal de otro compañero. En ese caso, su superior no debe levantar la voz al comunicarse con él, sino saber hacerle entender su falla desde la razón y dirigirlo hacia otro tipo de conversación.

4. Pon atención al proceso de contratación

No solo se debe elegir a un candidato por sus habilidades técnicas y experiencia. También es importante tomarse el tiempo necesario para poder escoger a los postulantes en función de su adecuación cultural con la empresa.

Un mecanismo de filtro que se podría aplicar en estos casos es utilizar el periodo de prueba. Así, se podría evaluar al empleado en su nuevo trabajo, medir su trato con sus compañeros y su capacidad de reacción ante situaciones específicas. De esta manera se podría tomar una decisión certera al respecto de su contratación, que no perjudique el ambiente organizacional ni vaya en contra de los valores y principios de la empresa.

De esta manera, una cultura organizacional exitosa es aquella en la que se integran las actitudes y el compromiso de los trabajadores, el respeto, la ética y el profesionalismo. Todo ello conlleva a que la compañía obtenga resultados competitivos y se posicione en el mercado para el largo plazo.

¿Deseas obtener más información sobre la cultura organizacional? Inscríbete en el PEE en Clima y Cultura Organizacional de ESAN.

Fuentes:

Lan, Eduardo (2012). "¿Cómo crear y mantener una cultura empresarial?". Entrepreneur.

Mora Vanegas, Carlos (2009). "Gerencia y cultura organizacional". Managers Magazine.

Robbins, Stephen (2010). "Organizational Culture". Essentials of Organizational Behavior.