La salud en el Perú tiene remedio (parte II)

user-pic

El decreto de urgencia (DU) sobre medicamentos genéricos obliga a mantener un stock mínimo en farmacias privadas. La polémica al respecto opacó lo sustancial de la norma referido a la modernización de la cadena de suministro que garantice su disponibilidad en las farmacias públicas.

1500x844_remedio_salud.jpg

El 30 de octubre, el Gobierno promulgó el citado DU para modernizar, optimizar y garantizar los procesos necesarios para el abastecimiento de los recursos estratégicos en salud, de manera que se mantengan disponibles y asequibles para toda la población. Asimismo, el Ministerio de Salud (Minsa) ejecutará las actividades de la cadena de abastecimiento público mediante el respectivo operador logístico. 

Diagnóstico

El Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (Cenares) del Minsa es el actual responsable de gestionar el abastecimiento sectorial e intergubernamental de los recursos estratégicos en salud con las mejores condiciones del mercado. Así, garantiza su accesibilidad, disponibilidad y calidad para la población. 

Esta responsabilidad no se ha cumplido. De los 837 millones de soles del presupuesto anual para comprar medicamentos en el sector salud, solo se ejecutó el 29 % a julio de este año. El 40 % de pacientes atendidos en servicios públicos no pudo surtir sus recetas de medicinas en farmacias públicas y tuvo que comprarlas en boticas privadas, lo que generó mayor gasto de su bolsillo y perjuicios para quienes no tenían suficiente dinero. 

La receta

La reglamentación del DU debe viabilizar la modernización de la cadena pública de abastecimiento e incorporar mejores prácticas nacionales e internacionales, así como tendencias de Supply Chain Management. En esa línea, el artículo 8 especifica que el Minsa debe implementar un Repositorio Nacional de Datos de Abastecimiento de los Recursos Estratégicos en Salud, para mejorar la toma de decisiones en el sector.



La modernización de la cadena de suministro público de medicamentos, que incluirá el uso intensivo de TICs, requiere un plan integral para gestionar el cambio.

Este proceso es factible en el sector público. Desde el 2010, EsSalud ha mejorado el almacenamiento y distribución de medicamentos e insumos para su red de servicios en Lima, gracias a su asociación público-privada (APP) con Salog. Además, ha publicitado ahorros de hasta 100 millones de soles anuales e incorporado nuevos servicios como la entrega de medicamentos a domicilio, que favorece a los adultos mayores. 

Una razón de tal éxito es el uso de tecnologías y sistemas integrados de información y comunicación, que garantizan la trazabilidad y monitoreo de inventarios en la red, mejoran el almacenamiento, distribución, redistribución y la programación de medicamentos. Por ello, EsSalud extendería el contrato APP por cinco años más. 

Pronóstico optimista

Para un abastecimiento oportuno, que permita a las personas cumplir su tratamiento,  Minsa implementará, entre este año y el 2024, dos proyectos para mejorar la gestión de productos farmacéuticos y dispositivos médicos en Lima y regiones priorizadas. Ambos como parte del Programa de las Redes Integradas de Salud (RIS) y con apoyo del Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 

Con un presupuesto de 126 millones de soles, se construirán almacenes centralizados en Lima, La Libertad, Huancavelica y San Martín. Además, se desarrollarán diversos estudios y otras acciones en torno al modelo de gestión y financiamiento, los procesos de selección, programación, adquisición, almacenamiento y distribución, así como las prácticas de uso de productos farmacéuticos y dispositivos médicos. Por la urgencia del decreto, el equipo a cargo debería reevaluar el cronograma de ejecución de los proyectos y reajustar el tiempo que demandarán. 

Por otro lado, en agosto de este año, Minsa aprobó otro proyecto para el almacenamiento centralizado en Lima, por más de 36 millones de soles, en una zona distinta a la planteada en el proyecto con el BID y el BM, lo cual implicaría duplicar esfuerzos. 

En cualquier caso, el Minsa no solo debe evaluar la tercerización del almacenamiento y/o la distribución, sino también la opción de un contrato APP con un operador logístico (no público) para gestionar los servicios de la cadena de suministro. Podría tratarse de un proyecto similar al de EsSalud y Salog, u otra variante. 

Gestión del cambio

La modernización de la cadena de suministro público de medicamentos que incluirá el uso intensivo de tecnologías de la información y comunicaciones (TICs) requiere un plan integral para gestionar el cambio. El personal asistencial y administrativo no está habituado a estas prácticas dentro de cada centro público de atención o como parte de una red interconectada de servicios. El Minsa podría rescatar las experiencias acumuladas por EsSalud en casi diez años de trabajo. 

El progresivo cambio de chip en actores con roles directos en la cadena de suministro público conducirá a la programación sustentada en tendencias reales de consumo, obtención de economías de escala en adquisiciones, entregas a tiempo, redistribución anticipada y de manera georreferenciada. Así, se evitarán inventarios sin usar o por vencerse, o pérdidas injustificadas. 

La gestión del cambio también beneficiará a los pacientes ―quienes recibirán todos los medicamentos prescritos― y a los médicos ―cuyas recetas serán resultado de la aplicación de protocolos de tratamiento y dela prescripción electrónica. La conectividad hará posible la congruencia de datos, en tiempo real, entre carga de enfermedad (diagnósticos), prescripción, consumo e inventario de medicamentos, información vital para su programación y adquisición. 

Esta gestión del cambio podrá implementarse mediante el proyecto del Minsa con el BID y el BM, para garantizar la sostenibilidad de la modernizada cadena pública de suministro de medicamentos en el tiempo. ¿Qué otras acciones garantizarían el éxito de la modernización de la cadena pública de suministro de medicamentos? Déjanos tu opinión.

Auspicios