Errores típicos al diseñar contratos, APPS y Project Finance

user-pic

En nuestra vida diaria o laboral participamos en la estructuración de negocios y en el diseño de contratos. Sin embargo, ¿cómo diseñar adecuadamente estos contratos y no cometer los típicos errores? A continuación algunas recomendaciones.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Entérate más sobre este tema en la segunda entrega de Errores típicos al diseñar contratos, APPS y Project Finance - Parte II

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

  • diseno_contratos.png Es muy importante que durante el proceso de contratación se genere competencia, que existan varios postores precalificados y que estos no puedan hacer un consorcio después de la precalificación (como ocurrió en IIRSA Norte) y que contemos con más de una oferta técnico - económica final, o caso contrario, nos reservamos el derecho de declarar desierto el proceso.
  • Cuando nos asociamos con una empresa que cuenta con know how y tecnología de clase mundial, no podemos restringirla (limitar su eficiencia) a que cumpla con las normas y reglamentos peruanos. Debe exigirse el cumplimiento de las normas internacionales, y lo que podemos establecer son niveles mínimos de calidad del servicio a brindar usando indicadores propios de los mejores operadores del mundo, de empresas privadas, y no los de nuestra realidad local o estatal.
  • Los pagos y reajustes deben estar relacionados con la puesta en funcionamiento de las obras, inversiones o servicios. Por ejemplo, en la concesión de la red vial 5, el  concesionario recaudaba los peajes desde el inicio de la concesión y en el flujo financiero se consideraba que las obras principales empezarían en dos años.
    Sin embargo, las obras se retrasaron varios años durante los cuales el concesionario "hacía caja" y obtuvo importantes beneficios. Esto debe considerarse en futuros contratos de cualquier sector económico. La ejecución de las obras puede retrasarse por el saneamiento de terrenos, por permisos y licencias, entre otros; y debemos establecer los incentivos para que nuestra contraparte apoye en la solución de estos problemas y no se beneficie unilateralmente de dichos retrasos.
  • Respecto a los sobrecostos de las obras, considerando obra nueva o tramo final por construir, nos informamos de algunas que costaron casi el triple de lo que estaban previstas (IIRSA Sur, el túnel Santa Rosa en Lima o el Estadio Monumental de la "U"), y esos adicionales son trasladados íntegramente al contratante, el que no administró ni es responsable del correcto uso de los recursos.
    Habrán escuchado el caso de algunas constructoras que ofrecen al dueño de una casa demolerla y construir modernos departamentos a cambio de lo cual el propietario recibirá un departamento con acabados de lujo. Sin embargo, después de 3 años, el constructor informa que gastó más de lo previsto y que el propietario le debe US$ 90,000 si quiere recibir el departamento que le correspondía.
    Para evitar que esto ocurra, tenemos que preverlo y considerar que los contratos a precios unitarios tienen el incentivo a la sobreinversión o sobrevaloración, y que el gasto en exceso debe ser asumido por quien es responsable de la construcción ("... el constructor invertirá como mínimo la suma de US$ XXX, asumiendo a su costo y riesgo los adicionales que se presenten").

sumillas_contratos_carcamo.jpg

  • Las inversiones iniciales o las nuevas a realizar, en muchos casos se autofinancian, son autosostenibles. Cuando decimos que en un proyecto se va a invertir US$ 1,000,000 millones en los próximos 30 años (como el caso del aeropuerto Jorge Chávez), no es que debamos pagar eso o que la infraestructura antigua pueda financiarlo, pues las nuevas inversiones van a generar nuevos ingresos y utilidades adicionales al operador.
    En concesiones viales, donde el tráfico crece más rápido que lo esperado y surge la necesidad de construir carriles adicionales o puentes peatonales, es muy probable que ocurra lo mismo. Si no lo hemos regulado y escrito claramente en nuestro contrato, nuestra contraparte tendrá el derecho a exigir un pago adicional, un incremento tarifario o un mayor plazo de contrato por estas nuevas inversiones.

¿Ha tenido usted imprevistos, gastos adicionales o retrasos en sus proyectos? ¿Qué otros errores pueden presentarse al diseñar contratos, APPS?



Esta entrada contiene un artículo de:
Enrique Cárcamo Cárcamo
MBA, ESAN, Diploma en Gestión y Dirección de Empresas, PUCP. Ingeniero Civil Colegiado,  PUCP. Consultor especializado en procesos de concesión de infraestructura. Amplia experiencia en el sector transportes.
Auspicios