¿Cómo maximizar utilidades y crecer sostenidamente?

user-pic

Luego de un año 2014 de bajo crecimiento económico, las empresas y los inversionistas deberían prepararse para aprovechar las mejores tasas de expansión que se esperan para el futuro. Conozcamos cómo una organización puede crecer sostenidamente gracias a una adecuada estrategia empresarial y comercial.

crecimiento_sostenido_1.jpgEn los últimos diez años, el Perú obtuvo las tasas de crecimiento más altas y las tasas de inflación más bajas de la región, existiendo un boom de consumo y de demanda, al punto de ser catalogado como el "milagro peruano".

Si bien durante el segundo semestre del 2013 y el primer semestre del 2014 hubo una desaceleración, se tiene proyectado que al cierre del año mejorarán las tasas de crecimiento, las cuales se aproximarán al 4%. Sin embargo, más allá de cómo se cerrará el 2014, lo importante es cómo se entrará al 2015. Y es aquí donde el Perú tiene el reto de crecer los próximos seis años a tasas anuales no menores del 5%.

Para aprovechar al máximo este crecimiento del país, se debe aplicar una estrategia empresarial y comercial adecuada. El indicador más importante para los accionistas es el ROE (rentabilidad patrimonial). Pero, ¿cómo maximizar el ROE con el patrimonio actual que pueda tener una empresa? En primer lugar, se tiene que revisar la lógica de un negocio. Una empresa se financia vía deuda y patrimonio para invertir en activos, sea capital de trabajo (inventarios y cuentas por cobrar) y/o activos fijos (tamaño y tecnología).

El financiamiento tomado hará que incurra en un costo financiero, y la inversión realizada le generará un rendimiento. La empresa tendrá utilidades cuando el rendimiento que le genere la inversión realizada (las ventas) sea mayor a todos los costos y gastos en que incurrió la empresa, es decir, sea mayor a su costo de producción, comercialización o generación del servicio (dependiendo de si es una empresa industrial, comercial o de servicios) y a sus gastos operativos y gastos financieros.

Para que esto sea así, la empresa deberá administrar eficientemente la inversión realizada, es decir, gestionar adecuadamente los activos relacionados al giro del negocio, tener registradas sus cuentas por cobrar, sus inventarios y su capacidad instalada, rotando adecuadamente los dos primeros y utilizando al máximo el último. Además, tendrá que ser eficiente en costos y gastos. En líneas generales, la organización tiene que ser eficiente en su actividad principal: producir, comercializar o generar servicios, así como en la gestión del negocio.

Ahora, si la empresa aumenta su nivel de activos, es decir, capital de trabajo e infraestructura, tendría un mayor nivel de producción, ventas, y utilidades. Para ello, debe aumentar su apalancamiento financiero, o sea, endeudarse al máximo razonable, sin incurrir en riesgo de insolvencia.

Estos tres tipos de acciones: la eficiencia en la gestión de los activos (cuentas por cobrar, inventarios y capacidad instalada), eficiencia en costos y gastos (eficiencia en la producción, comercialización o generación del servicio, y eficiencia en la gestión del negocio), y el apalancamiento financiero, permitirán maximizar utilidades. Y para crecer sostenidamente se deben retener utilidades y reinvertirlas en el negocio.

sumillas_maximizas_utilidades.jpgPor tanto, para que una empresa maximice utilidades y crezca sostenidamente, debe trabajar en temas operativos y financieros. Operativos: eficiencia en costos y gastos, y eficiencia en la administración de activos. Financieros: apalancamiento financiero y reinversión de utilidades. Como vemos, el mercado y la eficiencia permiten maximizar utilidades.

Recordemos que en épocas de bonanza se esconden las ineficiencias de la empresa, las cuales van a salir a la luz en épocas de depresión. Por ello, ahora que estamos creciendo, busquemos la eficiencia y maximicemos utilidades.

Respecto al apalancamiento financiero, no debemos tener miedo a endeudarnos si dicha deuda está dirigida a generar mayor producción, y por tanto mayores ventas y utilidades. Pero acompañemos dicho mayor endeudamiento con reinversión de utilidades, y con aportes de capital, para fortalecer patrimonialmente a la empresa, posibilitar que se aproveche las oportunidades que el mercado les da y siga creciendo sostenidamente, y disminuya de esta forma los riesgos que pueda originar una disminución de las ventas.

¿Qué medida concreta tomaría en una empresa para maximizar las utilidades?



Esta entrada contiene un artículo de:
Arturo García
MBA de Université du Québec-Montreal. MBA de ESAN. Programa de Alta Dirección (PAD) de la Universidad de Piura. Economista de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Alto funcionario de una entidad supervisora de primer nivel. Consultor de empresas.
Profesor del curso Gestión de Créditos y Cobranzas del PEE de ESAN
Auspicios