La gestión de instituciones de salud en el Perú

user-pic

El sector salud presenta grandes deficiencias que repercuten en un mal servicio a la población. Por ello, es necesario que el personal médico y los profesionales que deseen ingresar a este rubro conozcan las herramientas de gestión específicas para mejorar el funcionamiento de los diferentes centros médicos.

gestion_salud_figura_principal.jpg

La economía peruana creció durante una década pero encontró desprevenidos a los administradores y gestores de clínicas y hospitales, quienes no pudieron mejorar las instalaciones de sus centros médicos a lo largo de los años de bonanza. ¿Por qué sucedió esto? La razón principal es que no existió una relación colaborativa entre los actores del sistema de salud, lo cual impidió su crecimiento a la vez que le restó productividad y competitividad.

Los médicos no se preocuparon en adquirir las capacidades y competencias para gestionar adecuadamente las instituciones de salud. Así, no terminaron de entender el lenguaje de gestión ni lograron encaminar a su personal a cargo para lograr los objetivos planteados.  

Para un sector que factura más de 8 mil millones de dólares al año y que tiene inversiones por 3 mil millones de nuevos soles para los años venideros se necesita que el recurso humano que labora en este rubro esté preparado para afrontar los retos que existen y que vendrán.

A lo largo de la última década hemos sido testigos del fin de diversas clínicas, las mismas que no cerraron por falta de dinero sino por la ausencia de una visión adecuada, profesional y objetiva de lo que necesita cada institución de salud.

Lamentablemente, aún las instituciones de salud no pueden gestionar sus costos porque no saben cuánto les cuesta atender a un paciente con determinada enfermedad; y si no se mide no se puede administrar. No puede ser que los costos se definan de atrás a adelante, es decir, que se mire el costo final y luego se proceda a dividir entre el total de procedimientos o de pacientes. Con el procedimiento descrito solo se tiene un promedio muy general que oculta una serie de vicios e ineficiencias.

sumillas_gestion_salud.jpgOtra de las herramientas que no se utiliza es el concepto de cadena de valor, tanto dentro como fuera de la institución. Si se le tuviera en cuenta el sector salud podría funcionar como un clúster y lograría mejorar su productividad y eficiencia.  Pero esto está muy lejos de aplicarse porque las partes involucradas no buscan el ganar-ganar, sino el cómo sacar provecho del otro.

Siempre nos quejamos de la mala atención, de la demora en las citas, de las colas. Esto no tiene que ver con la calidad de los médicos peruanos que son reconocidos como de los mejores del mundo, ni con la tecnología médica que avanza año a año. Si estas fortalezas no se reflejan en un mejor servicio de salud para la población se debe a la falta de gestión que existe en las instituciones médicas. Por ello,  el reto de cara al futuro es que los profesionales ligados al sector salud entiendan la importancia de saber administrar los recursos que tienen y decidan capacitarse.

En su opinión, ¿qué se necesita para tener instituciones de salud modernas, de calidad y con un buen servicio?



Esta entrada contiene un artículo de:
Guillermo Alva Burga
MBA de ESAN. Mención en Finanzas. Postgrado de Gerencia en Servicios de Salud de ESAN. Evaluación del Sistema de Salud Colombiano de Universidad de los Andes de Colombia. Médico Cirujano titulado de la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Médico Auditor. Actual Gerente del Comité Médico de las AFP-COMAFP. Profesor del curso online Principios de Gestión en Salud del PEE de ESAN.
Auspicios