¿Cómo gestionar los conflictos en las empresas familiares?

user-pic

¿Qué debe hacerse para evitar que los conflictos familiares entorpezcan la gestión de la empresa? En el siguiente artículo, José Enrique Cárcamo, docente del curso online Gestión de Empresas Familiares del PEE de ESAN, da la respuesta.

Problemas_Familiares_Principal.jpg

Dentro del ámbito empresarial, es común que se presenten discrepancias y malos entendidos entre los líderes de las organizaciones. Estos surgen como consecuencia del roce de intereses, diferentes idiosincrasias y la misma naturaleza competitiva que poseen las personas. En lo que se refiere a empresas familiares, es probable que la incidencia de estos conflictos se multiplique. ¿Qué recomendaciones se debe tomar para gestionarlos y proteger los intereses del negocio?

José Enrique Cárcamo, docente del curso online Gestión de Empresas Familiares del PEE de ESAN, recomienda a las familias establecer un protocolo familiar que todos los miembros aprueben y consideren justo. "El beneficio común debe prevalecer sobre el individual", añade. 

La organización es un paso importante para llevar a cabo una buena gestión de los conflictos. Por ello, resulta fundamental que los miembros aprueben y compartan la misión y visión de la organización, de modo que exista un consenso sobre la dirección que esta debe tomar. En lo posible, la visión debe ser compatible con los objetivos individuales.

Otro aspecto que suele generar conflictos en las empresas familiares es el relacionado a la contratación de personal. "En determinado caso, se puede recurrir a un profesional externo para asumir el cargo de un miembro de la familia que no cuenta con las competencias requeridas. Esta puede ser una medida temporal mientras el mencionado miembro se capacita. Sin embargo, por darle trabajo a un familiar, no podemos perjudicar a los demás y hacer quebrar un negocio", apunta José Enrique Cárcamo.

¿Qué sucede si las discrepancias son inmanejables?

En caso de que no se pueda llegar a un consenso, el docente de ESAN recomienda tomar acciones definitivas. "Se pueden valorar las acciones y distribuirlas a los miembros de la familia, dejando abierta la posibilidad de que alguno decida vender su parte. Esto con el fin de mantener un manejo eficiente de la empresa", explica. 

¿Cómo evitaría usted los conflictos en las empresas familiares?



Esta entrada contiene un comentario de:
Enrique Cárcamo Cárcamo
MBA, ESAN, Diploma en Gestión y Dirección de Empresas, PUCP. Ingeniero Civil Colegiado,  PUCP. Consultor especializado en procesos de concesión de infraestructura. Amplia experiencia en el sector transportes.
Auspicios