Hacia un consenso sostenible en el sector salud 2016-2021

user-pic

Recientemente tuve el honor de participar como expositor en el Foro Nacional: Hacia un consenso sostenible en salud 2016-2021, organizado por ESAN. Este fue un espacio para compartir las políticas de salud necesarias para el próximo quinquenio, en el que participaron representantes de los principales partidos políticos y del sector privado.

Salud_2016-2021_Principal.jpg

Mi interés fue plantear a la concurrencia algunas ideas que considero importantes desarrollar en el sector salud. En primer lugar, que existen herramientas de gestión y de gerencia, marketing, costos, etc. que no se están aplicando ampliamente en el sector porque no hay una formación integral adecuada, tanto del personal de salud, sean médicos o enfermeras, como de los administrativos en las instituciones de salud. 

Ciertamente, dichas herramientas deben ser, por las características propias del sector, supervisadas y adaptadas. No es exactamente lo mismo pero hay principios que sí se pueden aplicar. Al respecto, podemos considerar dos ejemplos muy claros.

Uno es el tema de la solución a los "cuellos de botella", entendiendo el servicio de salud como un proceso continuo e integrado. A una buena atención del médico debe sumarse la oportuna entrega las medicinas, por ejemplo. De lo contrario, si las medicinas no son entregadas a tiempo, el paciente saldrá insatisfecho. 

Otro tema es el sistema de costos. En el sector salud la mayoría ignora cuánto cuesta brindar un servicio. Saben las tarifas, pero no saben los costos. Tampoco saben cuánto están ganando pese a que ahora existen herramientas para medir los costos en salud. Por ejemplo, se puede saber el costo de atender a un paciente con neumonía adulto o pediátrico, desde que ingresa a una clínica y hasta que sale con las indicaciones necesarias para que se recupere. 

También es importante señalar el tema de la productividad que está vinculado a tener indicadores para todo. Está bien tener indicadores de mortalidad, de prevalencia, etc., pero es imprescindible contar con indicadores de eficiencia, de costo-beneficio, calidad, entre otros aspectos. El término calidad no sólo implica tener a un buen médico o una buena enfermera, sino todo el proceso de servicio.

El tema de la eficiencia también es fundamental. Los recursos estatales han aumentado en volumen de dinero pero no se aprovechan. Existe la sensación de que siempre faltan recursos. Es más, el presupuesto del próximo año se reducirá porque en el 2015 no se han aprovechado todos los recursos disponibles en salud.

Siendo este sector primordial en cualquier país, es inconcebible que no se aprovecharan todos los recursos que le fueron asignados. Y aquí entra el tema de los indicadores. No podemos mejorar algo si no lo hemos medido antes. Es preciso desarrollar herramientas de medición para saberlo. Debemos aterrizar todo ello para que las políticas de salud tengan un efecto real en la población. 

sumilla_alva.jpgOtro punto es que todo lo que hagamos es a través de personas, no a través de máquinas. Utilizamos equipos pero el servicio de salud es brindado por personas para personas. En consecuencia, los instrumentos son los trabajadores de salud, tanto médicos como administrativos. Hay varios temas en gestión de personal que se deben desarrollar. Sin embargo, cuando se habla de mejoras en salud se mencionan equipos médicos: tomógrafos, laboratorios de última generación, etc. No se resaltan logros en gestión de recursos humanos, un campo en el que aún falta bastante por hacer. 

Esto es importante porque siempre se pueden hacer mejor las cosas, incluso con el mismo personal y con los mismos recursos económicos. Eso es algo que siempre les digo a mis alumnos: Siempre se puede mejorar. Y miente aquél que diga que no se puede, que necesita más personal, que requiere el nuevo software, etc. Siempre se puede mejorar la calidad, el rendimiento del uso dinero, la productividad, etc. Sí se puede hacer. 

El debate acerca de lo que debe hacerse en el sector salud no está cerrado. Todo lo contrario: la discusión sigue abierta y es importante continuar aportando para mejorar un sector en el que hay avances -especialmente en el sector privado- pero en el que todavía hay mucho por hacer.

¿Cuáles son las medidas concretas que deben aplicarse en el corto, mediano y largo plazo para mejorar el sistema de salud en Perú?

 



Esta entrada contiene un artículo de:
Guillermo Alva Burga
MBA de ESAN. Mención en Finanzas. Postgrado de Gerencia en Servicios de Salud de ESAN. Evaluación del Sistema de Salud Colombiano de Universidad de los Andes de Colombia. Médico Cirujano titulado de la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Médico Auditor. Actual Gerente del Comité Médico de las AFP-COMAFP. Profesor del curso online Principios de Gestión en Salud del PEEde ESAN.
Auspicios