Piura: El contexto regional para las inversiones en salud

user-pic

En el nuevo escenario signado por dos leyes recientes del sector salud, la gestión regional entrante tiene el reto de completar el ciclo de inversión en Piura, para que, a la brevedad, 1.9 millones de personas reciban mejores servicios de salud.

1500x844_piura_salud.jpg
Fuente: Agencia Andina

En diciembre del 2018 se promulgó un marco normativo sectorial con la Ley No 30895 que busca fortalecer la función rectora del Ministerio de Salud (MINSA) y la Ley No 30885 que establece la conformación y funcionamiento de las redes integradas de salud (RIS). 

Ambas leyes configuran nuevos retos para el Gobierno Regional de Piura. A ello debemos sumar el inicio del proceso de transformación digital de los servicios públicos, que incluye los de salud, impulsado por el Gobierno Central y que la nueva gestión ministerial debe continuar. 

Principales pasos

Según el actual Sistema Nacional de Programación Multianual y Gestión de Inversiones (Invierte.pe), el ciclo de la inversión pública en salud abarca cuatro fases. Se inicia con la programación multianual, continuando con la formulación y evaluación y luego, la ejecución y el funcionamiento. 

Como fase de programación, entre abril y julio del 2013 se priorizaron los nuevos hospitales en Huancabamba, Ayabaca y Huarmaca, junto con otros 30 locales más, como establecimientos de salud estratégicos de Piura, a partir de la RM No 997-2012-MINSA, emitida en diciembre del 2012.



La modalidad de asociación público-privada (APP) fue prevista para los proyectos de hospitales de mayor especialización en Piura.

La fase de formulación y evaluación de estos tres proyectos de inversión fue desarrollada por el MINSA, en conjunto con el Gobierno Regional de Piura. Los trabajos se iniciaron en setiembre del 2013 y terminaron en abril de 2015, con la aprobación de los estudios de preinversión y la declaratoria de viabilidad de los proyectos, superando los seis meses previstos por el ministerio. 

En la fase de ejecución, la elaboración de los expedientes técnicos culminó en el tercer trimestre del 2018, cuando el Gobierno Regional de Piura subsanó las observaciones de la Contraloría General de la República, en abril de ese año. En diciembre, ya con el financiamiento de la Reconstrucción con Cambios (RCC), se colocó la primera piedra para edificar los tres hospitales nuevos, aunque segùn lo publicado, sigue pendiente la entrega de los terrenos para ejecutar las obras. 

Hasta ese mes, el monto total de la inversión ascendía a 278 millones de soles, según los registros de ejecución, con un incremento superior al 50 % al monto aprobado en los estudios del 2015 (183.7 millones de soles). Por otro lado, el plan de la RCC, aprobado por DS 124-2017-PCM, incluye otras 38 intervenciones en salud por 321 millones de soles para su ejecución en Piura. 

Participación privada

La modalidad de asociación público-privada (APP) fue prevista para los proyectos de hospitales de mayor especialización en la región. Se proyectó uno de EsSalud en Piura y dos de la Dirección Regional de Salud (DIRESA), ubicados en Piura y Sullana. Las APP permitirían financiar la inversión total estimada en 1 800 millones de soles, y  garantizarían la sostenibilidad de su operación y mantenimiento por los próximos 15 a 20 años. 

La formulación inicial de estos proyectos fue bajo la modalidad de obra pública, pero se cambió por APP en el 2013, para EsSalud, y en el 2015, para los dos hospitales de la DIRESA. En el primer caso, el proyecto fue declarado viable y su capacidad presupuestal, aprobada. Mientras tanto, el estudio de preinversión para los dos hospitales de la DIRESA está siendo culminado por el Gobierno Regional de Piura. 

Una vez completada la formulación, se procederá a la promoción de la inversión privada para suscribir los contratos correspondientes y pasar a la ejecución y posterior funcionamiento de estos hospitales, todo ello durante la presente gestión del Gobierno Regional de Piura (2019-2022). 

A pesar de este panorama, la nueva gestión ha replanteado retirar el hospital de Sullana del proyecto APP, para desarrollar su inversión como obra pública a través de la RCC. Cabe resaltar que el Plan de RCC tiene previsto solo 27.5 millones de soles para su infraestructura actual en tanto que para la nueva obra se anunció un requerimiento de inversión por 320 millones de soles. 

Retos principales

Con más de seis años (2013-2019) y tres gestiones de gobernadores regionales, las expectativas de mejor atención hospitalaria de los piuranos siguen sin cumplirse. Aun así, persiste la esperanza que, durante esta nueva gestión regional, se culmine la construcción, equipamiento y puesta en operación de estos seis nuevos hospitales, y la población local pueda recibir la tan ansiada y mejorada atención de salud. 

Rumbo al bicentenario, y con una cartera de inversiones en salud cercana a 2 400 millones de soles, la nueva gestión tiene dos retos pendientes. El primero es la ejecución oportuna de los proyectos y asegurar su funcionamiento inmediato, con la dotación requerida de recursos humanos, en especial profesionales médicos especialistas. 

El segundo reto es que los hospitales operen en el marco de las redes integradas de salud, con sistemas integrados de información, comunicación e historia clínica electrónica, interconectándose con los otros establecimientos de las redes de salud de Piura. A su vez, el personal de salud deberá fortalecer sus competencias, incluyendo su alfabetización digital y disposición cultural para adaptarse a la transformación digital. 

A largo plazo, estas acciones traerán como beneficio una mayor eficiencia, productividad, transparencia y trabajo colaborativo. Estos hábitos tendrán que ser plenamente institucionalizados en el sector salud, no solo en el ámbito regional, sino nacional, al igual que en otros sectores sociales del país. 

¿Qué otras iniciativas permitirían lograr este objetivo? Compártenos tu opinión.

Auspicios